“Los corruptos a la cárcel”, con ese estribillo recibieron un grupo de manifestantes que se agruparon en las afueras de la Procuraduría General de la República a la espera de que salieran los nueve jóvenes estudiantes que ocuparon la tarde de este martes la el antedespacho del procurador en reclamo de que se sometan los a la justicia los involucrados en el caso Odebrecht, los cuales fueron rociados por una sustancia química que les ha afectado las vías respiratorias.

Los jóvenes, que se identifican como un grupo independiente que apoya las quejas del pueblo en contra de la corrupción, responsabilizan de manera directa al procurador Jean Alain Rodríguez por permitir la agresión.

Explicaron que luego de esparcir los gases, los oficiales de seguridad del edificio gubernamental apagaron el aire acondicionado y cerraron las puertas, sin embargo se mantendrán en vigilia.

No aceptamos comentarios ofensivos, El Verificador promueve el debate de ideas como herramienta que fortalece la vida democrática.

5 + 2 =