(CNN) – El presidente de EE.UU. Donald Trump despidió al director del FBI, James Comey, informó la Casa Blanca.

Comey era director de la agencia de investigación desde septiembre de 2013.

El secretario de Justicia Jeff Sessions y el subsecretario de Justicia Rod Rosenstein —quien envió un memorándum a Sessions— recomendaron el despido.

Trump dijo en una carta firmada que había concluido que Comey no es “capaz de liderar efectivamente” el FBI.

“Es esencial que encontremos un nuevo liderazgo para el FBI que restaure la confianza del público en esta misión letal”, dijo Trump en la carta.

“El FBI es una de las instituciones más apreciadas y respetadas de la nación y hoy marca un nuevo comienzo de nuestra joya de la corona en aplicación de la ley”, dijo Trump según un comunicado de la Casa Blanca.

El punto central de la justificación de Rosenstein para recomendar el despido de Comey fue el manejo de la investigación del caso del uso por parte de Hillary Clinton de un servidor de correo electrónico privado, su decisión de recomendar que no se presentaran cargos y la conferencia de prensa que él sostuvo para explicar su razonamiento.

Rosenstein acusó a Comey de intentar “usurpar la autoridad del secretario de Justicia” anunciando públicamente por qué sentía que el caso debía ser cerrado sin procesamiento.

“Agravando el error, el director ignoró otro principio de larga data: no mantenemos conferencias de prensa para divulgar información despectiva sobre el tema de una investigación criminal rechazada”, argumentó Rosenstein en su nota.

“Debemos rechazar eso y volver a las tradiciones (del FBI)”, dijo Rosenstein. “La forma en que el director manejó la conclusión de la investigación de los correos electrónicos fue errónea, por lo que es improbable que el FBI recupere la confianza del público y del Congreso hasta que tenga un director que comprenda la gravedad de los errores y prometa no repetirlos”.

La Casa Blanca dijo que va a empezar la búsqueda de un nuevo director del FBI.

El error de Comey ante el Congreso

Comey, dijo erróneamente al Congreso la semana pasada que la exayudante de Hillary Clinton, Huma Abedin, “envió cientos y miles” de correos electrónicos a la computadora portátil de su esposo, y la oficina de investigación está buscando una manera de limpiar su error, dijeron fuentes cercanas al caso.

Según Comey, los correos electrónicos de Clinton habían sido enviados a la computadora del esposo de Abedin, el exrepresentante de Nueva York Anthony Weiner. Pero funcionarios estadounidenses dijeron a CNN el otoño pasado que la mayoría de los miles de correos electrónicos revisados por el FBI llegaron a la computadora de Weiner a través de un sistema de respaldo del teléfono de Abedin.

En el testimonio de Comey, sin embargo, sugirió que “cientos y miles” de correos electrónicos habían sido enviados deliberadamente directamente de Abedin a la computadora de Weiner. Aunque algunos de esos correos electrónicos pueden haber sido enviados directamente desde Huma para ser impresos, los funcionarios dijeron a CNN que el número era mucho menos que la cantidad descrita por Comey.

Comey le dijo al Congreso el pasado miércoles que los correos electrónicos de Clinton que contenían información clasificada eran “de alguna manera” enviados a Weiner por su esposa, Abedin.

“De alguna manera, sus correos electrónicos fueron enviados a Anthony Weiner, incluyendo información clasificada por el asistente (de Clinton), Huma Abedin”, dijo.

No aceptamos comentarios ofensivos, El Verificador promueve el debate de ideas como herramienta que fortalece la vida democrática.

+ 19 = 28