La generación millennial se caracteriza no sólo por su comportamiento de consumo, sino también por sus ganas de emprender y su impulso a desarrollar negocios que le den sentido a sus capacidades y habilidades, con el objetivo de lograr estabilidad e independencia.

Según proyecciones del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) y el Centro Centroamericano de Población (CCP) de la Universidad de Costa Rica, en la Gran Área Metropolitana (GAM), los millennials costarricenses ya superan el millón de personas (1.019. 234), cifra equivale a una quinta parte de la población de Costa Rica (20, 84%).

Asimismo, el Índice Internacional de Emprendimiento del Instituto Global de Emprendimiento y Desarrollo, con sede en Washington, indica que Costa Rica es el país centroamericano donde hay más oportunidades para emprender, gracias al potencial para iniciativas empresariales.

cinco consejos útiles para emprender siendo un millennial:

1. Sentir PASIÓN por el proyecto: es esencial crear un emprendimiento pensando primero en diseñar el trabajo de sus sueños y perseguir ese llamado con determinación. El dinero vendrá por añadidura si se plantea de una manera estratégica. Requiere de muchísimo esfuerzo y dedicación, por lo que la pasión es esencial para mantenerse firme cuando las condiciones no sean favorables y los momentos sean difíciles. La pasión es lo que dará la fuerza para seguir luchando.

2. Crear COMUNIDAD e imagen: el desarrollo de una identidad conceptual fuerte de la empresa, que tenga un sentido más allá de lo racional y que apele a las emociones, va a hacer que un emprendimiento crezca con más fuerza y que la gente se relacione con los valores transmitidos y el estilo de vida. Es vital nutrir esa comunidad de personas fieles a la marca y mantenerlas cerca, son la esencia del proyecto y van a permitir un mayor crecimiento.

3. Buscar la excelencia en TODOS los aspectos: la excelencia es algo que debe estar en todos los aspectos del emprendimiento. Se está abriendo camino y se tiene que abrir de la mejor manera buscando ofrecer el servicio más depurado, completo y totalmente diseñado para el público en cuestión. No puede haber huecos. Todo el proceso desde el primer contacto con el cliente, ya sea por una imagen, una publicación en redes sociales o un correo electrónico, debe contar con estándares altos de calidad y de servicio al cliente. Las primeras impresiones dicen mucho, pero la experiencia lo dice todo. El cliente debe sentir que realmente ganó algo contratando sus servicios.

4. Saber que uno NO es el mejor en todo: cuando se inicia un emprendimiento, la persona debe ser su propio administrador, asesor financiero, publicista, mercadólogo, etc. Sin embargo, para crecer con fuerza, se debe ir buscando poco a poco el talento humano que se necesite para complementar las fortalezas. Invertir en esto tendrá su costo al inicio pero eventualmente traerá muchos más beneficios y le permitirá enfocarse en desarrollar todas aquellas áreas en las que sí sea de los mejores.

5. El tiempo es ORO: el error más grande de arrancar con un emprendimiento es pensar que se hace para tener más tiempo. Todo lo contrario, tendrá menos tiempo, mucho menos. El tiempo destinado a las cosas se vuelve cada vez más valioso. Es importante saber cómo manejarlo y controlar sus propios horarios. Es un sacrificio grande, pero es importante saber que se hace por pasión y motivación.

Entre las principales razones que llevan a un millennial a emprender son las oportunidades de negocio, incremento de ingresos, independencia económica o por necesidad. Y, los sectores en los que más emprendimientos se llevan a cabo son mercadeo digital, aplicaciones móviles, videojuegos, food trucks, productos orgánicos, entre otros.

 

 

No aceptamos comentarios ofensivos, El Verificador promueve el debate de ideas como herramienta que fortalece la vida democrática.

6 + 1 =