El lingüista, filósofo y activista estadounidense Noam Chomsky alertó hoy en Montevideo (Uruguay) del peligro “grave” e “inminente” en el que se encuentra la humanidad debido al cambio climático y a la amenaza nuclear.

El octogenario profesor Chomsky se desplazó a Uruguay para grabar un documental junto con el ex presidente uruguayo José Mujica (2010-2015), quien también asistió a la conferencia.
En su ponencia titulada “Los desafíos para construir democracias solidarias”, el intelectual criticó las políticas militares y medioambientales que defiende Estados Unidos y resaltó las adoptadas en algunos países sudamericanos, como Ecuador, que apuestan por proteger el medio ambiente.

El profesor del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) destacó que en Estados Unidos se está dando el caso opuesto, pues este país podría alcanzar una cifra récord de producción de petróleo este verano.

Las sociedades primitivas
Chomsky subrayó el papel a favor del cambio climático que están teniendo las “sociedades primitivas o primeras naciones del mundo“.

“En general los países con más población indígena están a la cabeza de los que quieren preservar la vida humana, mientras los países que llevaron la población indígenas a su extinción o a su extrema marginación van hacia la destrucción“, opinó.

En este sentido, resaltó el hecho de que Ecuador incluyera en su Constitución el “derecho a la naturaleza” y que se haya dado otro caso similar en Bolivia.

También mencionó los países que se decantan por explotar energías renovables, como hace Uruguay al crear energía del viento o del agua, ya que, según el activista, “el problema no es la tecnología, sino el control de la tecnología“.

Por último, hizo hincapié en que tanto el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, todo el equipo republicano “niegan que el cambio climático sea un problema“.

La Guerra Fría: las doce en punto

Todos estos factores hacen que la situación actual sea de extrema gravedad, comparable al periodo de tensión que vivió el mundo en 1953.

“Estamos tan cerca de un desastre natural como lo estuvimos en 1953, cuando las dos superpotencias probaron bombas de hidrógeno“, dijo el autor de más de 100 libros refiriéndose a los momentos de tensión de la Guerra Fría.

El filósofo norteamericano explicó que durante ese periodo de la Guerra Fría un grupo de científicos se reunió para “evaluar el estado del mundo y determinar lo cerca que estaban de un desastre natural“.

En este encuentro determinaron que llamarían al peor escenario político “las doce de la noche en punto”.

“Se estableció que en 1947 faltaban siete minutos para medianoche, en 1953 se avanzó a dos minutos para medianoche“, dijo y añadió que luego mejoró la situación de las agujas del reloj.

Ahora, a tres minutos de medianoche

Debido a la amenaza del cambio climático en 2015 y 2016 avanzaron las agujas “a tres minutos para la medianoche”.

“Durante la candidatura de Trump los analistas cambiaron el reloj moviendo la aguja aún más cerca de la medianoche“, agregó el octogenario, quien subrayó que la razón del cambio fue porque los analistas se dieron cuenta de que “el peligro era mayor“, por lo que en la actualidad “faltan dos minutos para la medianoche”.

Sobre el tema nuclear el doctor estadounidense afirmó que el “gran reto al que se enfrenta el mundo es cómo controlar Corea del Norte para congelar su programa de misiles nucleares”.

Chomsky afirmó que Corea del Norte y China han ofrecido a Estados Unidos detener su carrera armamentista a cambio de que Washington detenga “su amenaza militar en las fronteras con Corea del Norte”.

No aceptamos comentarios ofensivos, El Verificador promueve el debate de ideas como herramienta que fortalece la vida democrática.

5 + = 9