A Bernardo Castellanos de Moya le impusieron como medida de coerción una garantía económica de 5 millones de pesos, impedimento de salida del país y presentación periódica una vez por mes.

El acusado 14 del caso de sobornos estaba fuera del país cuando comenzaron los apresamientos por el caso, y fue en la noche del miércoles cuando arribó a República Dominicana.

La decisión fue tomada por el juez Francisco Ortega, de instrucción especial de la Suprema Corte de Justicia, quien ha conocida las medidas de coerción en esta fase.

No aceptamos comentarios ofensivos, El Verificador promueve el debate de ideas como herramienta que fortalece la vida democrática.

+ 41 = 49