El número casi se duplicó en apenas tres años. Los ecosistemas más afectados son los glaciares, los arrecifes de coral, los humedales, los deltas de bajo nivel y las zonas especialmente sensibles al fuego

En el marco de una Cumbre del Clima (la COP 23), que se inició esta semana bajo el signo de la urgencia y con la idea de que “ya no tenemos el lujo del tiempo y hay que actuar ahora”, según Patricia Espinosa, secretaria ejecutiva de la Convención Marco de la ONU sobre Cambio Climático en la sesión inaugural del encuentro, ayer se dio a conocer un documento que revela que la lista de sitios naturales del patrimonio mundial de la Unesco que están amenazados casi se duplicó en apenas tres años.

El dato viene a sumarse a otros que se fueron difundiendo en los últimos días, en la previa de la reunión internacional y que fueron calificados, igualmente, como alarmantes por los especialistas. Por ejemplo, el crecimiento de las emisiones récord de las emisiones de dióxido de carbono durante 2016 o el aumento de los episodios meteorológicos extremos atribuibles al calentamiento del planeta.

Según el informe de la Unión Internacional de la Conservación de la Naturaleza (IUCN) difundido ayer en la conferencia, el cambio climático amenaza actualmente 62 sitios naturales que forman parte de la lista de la Unesco del patrimonio mundial de la humanidad.}

Con ello el número de sitios amenazados aumentaron casi el doble -de 35 a 62- en los últimos tres años.

El informe examina la situación de los 241 sitios de la lista y encontró que problemas derivados del cambio climático, como la desaparición de glaciares, afecta a un cuarto de los mismos.

Los ecosistemas más afectados son los glaciares y los arrecifes de coral.

Otros ecosistemas, como humedales, deltas de bajo nivel y zonas especialmente sensibles al fuego, también se han visto afectados.

 

El informe advierte de que el crecimiento de sitios naturales amenazados muestra que el cambio climático es una de las principales amenazas a la herencia de la humanidad.

“La protección de los sitios del patrimonio mundial es responsabilidad de los mismos gobiernos que firmaron el Acuerdo de París. Este informe envía un claro mensajes a los delegados reunidos en Bonn, el cambio climático tiene efectos rápidos y no se detiene ante los tesoros más preciosos del planeta.”, dijo el director general de IUCN, Inger Andersen.

“La dimensión y el ritmo con que amenaza nuestro patrimonio natural subraya la urgente necesidad para tomar medidas para implementar el acuerdo de París”, agregó.

Mientras tanto, el secretario general de la ONU, António Guterres, hizo ayer un llamamiento para acelerar las acciones contra el cambio climático y anunció que en septiembre de 2019 convocará una cumbre para impulsar medidas en ese sentido.

Guterres habló sobre el tema al anunciar que ayer mismo iniciaba una gira internacional que incluirá la conferencia sobre el clima de Bonn que comenzó el 6 de noviembre y se prolongará hasta el día 17.

En declaraciones a los periodistas, Guterres dijo que esa conferencia se desarrolla “en un momento crucial” después de que se conocieran en las últimas semanas informes que “han provocado que sonaran las alarmas climáticas”.

Citó datos de la Organización Meteorológica Mundial que muestran un “peligroso crecimiento” del dióxido de carbono en la atmósfera en las últimas siete décadas.

“Las concentraciones de CO2 en la atmósfera son ahora las más altas en 800.000 años”, afirmó.

Guterres también citó la Evaluación Nacional del Clima en Estados Unidos que indica que las temperaturas actuales “son las más cálidas en la historia de la civilización moderna”.

“Estos informes envían dos mensajes claros: acelerar la acción climática y hacer crecer la ambición”, agregó el titular de la ONU.

Entre las medidas que impulsará en Bonn, Guterres incluyó la necesidad de reducir las emisiones de gas de efecto invernadero en un 25 % para 2020.

También pedirá mayor asistencia a los países que se han visto más afectados por el cambio climático e insistir en la necesidad de alcanzar la meta de 100.000 millones de dólares anuales para los países en desarrollo.

Asimismo, anunció que en septiembre de 2019 convocará una Cumbre del Clima para “movilizar energía política y económica al más alto nivel”.

“Pido a los líderes mundiales que demuestren coraje para luchar contra intereses arraigados; sabiduría para invertir en las oportunidades del futuro, y compasión para preocuparse por el tipo de mundo que construimos para nuestros hijos”, añadió.

Guterres también declaró que durante su gira participará en la cumbre entre la ONU y la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), en Filipinas, con el fin de “profundizar aún más” la cooperación entre las dos organizaciones.

Asimismo, se desplazará a Londres para dar un discurso en una universidad sobre antiterrorismo y derechos humanos

En tanto, el ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable argentino, Sergio Bergman, encabezará desde el lunes la delegación oficial argentina que participa de la 23ra. edición de la Conferencia de las Partes (COP 23) de la Convención de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático.

En el marco de los distintos encuentros, la Argentina presentará tres planes sectoriales para energía, transporte y de bosques, todos relacionados con el cambio climático.

Los funcionarios participarán en dos eventos paralelos que se desarrollarán el martes 14 y el miércoles 15, ambos organizados por Argentina.

El plan referido a energía y cambio climático, hace eje tanto en la demanda como en la oferta de energía, y se enfocará en medidas de mitigación tales como mejorar la eficiencia energética; continuar con el desarrollo de fuentes renovables; corte con biocombustibles; entre otras.

La iniciativa que presentará Argentina en materia de transporte, impulsa una jerarquización del ferrocarril, el desarrollo de la movilidad baja en emisiones y la no motorizada, la priorización del transporte público y una mayor eficiencia en el transporte de carga.

Con respecto a bosques, las acciones se enfocarán en la conservación de los ecosistemas, el uso sostenible a partir del aprovechamiento forestal y el manejo de bosques con ganadería integrada, además de evitar la deforestación y prevenir incendios forestales.

No aceptamos comentarios ofensivos, El Verificador promueve el debate de ideas como herramienta que fortalece la vida democrática.

5 + 1 =