El presidente de la Junta Central Electoral (JCE), Julio César Castaños Guzmán, dijo que esa entidad está muy insatisfecha con los resultados que tuvieron los equipos electrónicos en las pasadas elecciones generales de 2016.

Castaños Guzmán dijo que esa entidad no tiene los 14 millones de dólares que reclama la empresa Indra Sistemas, como completivo de la compra de los equipos tecnológicos para las elecciones de 2016.

“No le tenemos miedo a nadie, la JCE es ingobernable”, dijo Castaños Guzmán en una rueda de prensa en su despacho este mediodía.

Julio César Castaños Guzman le advirtió a la empresa Indra Sistemas que no hay posibilidad de un arbitraje internacional, y que todo se decidirá en los tribunales dominicanos.

El presidente de la JCE dijo que en caso de diferencias el contrato establece que se dirimirá el conflicto en el Tribunal Superior Administrativo (TSA).

Castaños Guzmán insistió en que esos equipos no funcionaron a cabalidad en las elecciones generales, razón por la cual no están en la obligación de pagar en su totalidad la suma acordada.

La JCE informó que el último pago realizado por esa institución a Indra fue en junio del 2016, o sea que la anterior administración de la JCE no pago. “O sea, tenía algún grado de insatisfacción”, dijo Castaños. Sobre esto dijo que la anterior junta hizo bien en no pagar cuando los resultados no fueron los esperados

Castaños Guzmán informó que el 20 por ciento de la empresa Indra es perteneciente al Estado español, y que por eso fue la intervención del embajador de España en una reunión que tuvieron hace unas semanas. El presidente de la JCE aclaró que esa reunión se produjo a solicitud de la JCE.

No aceptamos comentarios ofensivos, El Verificador promueve el debate de ideas como herramienta que fortalece la vida democrática.

+ 48 = 51