CARACAS/BOGOTÁ (Reuters) – El líder opositor venezolano Antonio Ledezma, que estaba detenido en su casa desde 2015 bajo cargos de conspirar contra el Gobierno socialista, huyó el viernes a Colombia para luego viajar a España y empezar una gira internacional en contra de lo que llamó la “tiranía” del presidente Nicolás Maduro.
Ledezma, quien había sido apresado cuando se desempeñaba como alcalde metropolitano de Caracas, era parte de un grupo de destacados políticos que aguardan o cumplen sentencia en Venezuela.
Después de llegar a la ciudad fronteriza de Cúcuta dijo que había tenido una travesía de película y que sorteó con éxito 29 puntos de control para llegar Colombia.
“Cualquier destino para luchar por la libertad de Venezuela es bueno, esa es la brújula. La brújula mía tiene varios destinos, voy a hacer un peregrinaje por todo el mundo”, dijo Ledezma a periodistas en el aeropuerto de Cúcuta, donde abordó un avión privado con destino a Bogotá.
“(A Nicolás Maduro le digo) que cese, que es hora de que se haga a un lado y permita un Gobierno de transición. Maduro no puede seguir torturando al pueblo de Venezuela”, agregó.
De acuerdo con la oposición y grupos de defensa de derechos humanos cientos de activistas opositores han sido encarcelados por órdenes de los presidentes Maduro y el fallecido Hugo Chávez. El mandatario, como su predecesor, insiste en que son criminales peligrosos.
Más tarde, el presidente venezolano se refirió a la huída del líder opositor y le deseó “felicidad” tras pedir que no lo devuelvan al país.
“Hoy se nos escapó Antonio Ledezma, Antonio Ledezma, el vampiro volando libre por el mundo”, dijo entre risas Maduro en un acto con fuerzas de seguridad transmitido por el canal estatal de televisión. “Dicen que para España a vivir la gran vida”, agregó el mandatario socialista.

Migración Colombia informó que el ingreso de Ledezma, quien permaneció más de 1.000 días preso, se produjo en la mañana del viernes “vía terrestre por el Puente Internacional Simón Bolívar” en donde hizo su correspondiente trámite migratorio.

Después de aterrizar en Bogotá, donde permaneció un par de horas, Ledezma abordó un vuelo comercial rumbo a Madrid. Una portavoz de la esposa de Ledezma, Mitzy Capriles, dijo que el exalcalde aterrizará el sábado en la capital española.

“No quiero ser rehén de una tiranía que me use para someter a la oposición. Solamente unidos será posible vencer esta tiranía”, declaró en la capital colombiana.

En agosto, la justicia venezolana había acusado a Ledezma de intentar huir de su casa en Caracas, dónde estaba recluido por motivos de salud, y lo envió a una cárcel militar, pero días después lo devolvió a su domicilio.

“Bienvenido a la libertad! @alcaldeledezma.¡ Es lo mejor que podía hacer. Te necesitamos libre por el mundo defendiendo la libertad, los derechos humanos y la democracia y no preso por la Narcodictadura de @NicolasMaduro”, escribió en su cuenta de Twitter el expresidente colombiano Andrés Pastrana.

La huída sucede en momentos en que el Gobierno y la oposición acordaron retomar en diciembre un diálogo para zanjar la profunda crisis política y económica que atraviesa el país. Ledezma ha criticado los intentos previos de negociación.

“(Ledezma) tuvo muchas amenazas en estas horas, le dijeron que lo regresarían a Ramo Verde”, dijo María Corina Machado, una figura de la oposición de línea dura y aliada del alcalde, refiriéndose a una cárcel militar dónde otros activistas, como Leopoldo López, han cumplido parte de sus condenas.

“Dijo no tener duda de que la razón por la cual estaba siendo presionado, chantajeado: era para que cambiáramos nuestra posición con relación al falso diálogo que en este momento se pretende continuar en República Dominicana”, explicó Machado.
Además de Ledezma, otros críticos de Maduro como la destituida fiscal Luisa Ortega han llegado a Colombia en los últimos meses.

No aceptamos comentarios ofensivos, El Verificador promueve el debate de ideas como herramienta que fortalece la vida democrática.

2 + 3 =