Ramfis Domínguez Trujillo, el nieto del dictador Rafael Leónidas Trujillo, anunció ayer su candidatura presidencial con miras a las elecciones del año 2020 bajo el eslogan: “Mano dura sin dictadura”.

Ante decenas de seguidores que vitoreaban a coro: “¡Ramfis avanza, el verde es esperanza!” y “¡El 20, el 20’, Ramfis es Presidente!”; el nieto del tirano que gobernó República Dominicana durante 31 años, indicó que no le preocupa la dictadura de hace 60 años, sino la que padece actualmente el pueblo dominicano.

“Yo no vengo a ponerme las botas de mi abuelo, y lo digo parafraseando el discurso de Joaquín Balaguer. Yo no soy responsable de los vicios del gobierno de mi abuelo porque yo no había nacido, por tanto, no se me puede juzgar por esos hechos”, expresó el nieto del dictador durante una actividad celebrada en el Hotel Weston de la capital.

Según el fundador del Partido Esperanza Democrática (PED), la ley no le prohíbe que su entidad política se presente a las elecciones, debido a que en ningún momento se está exaltando la figura de su abuelo.

Domínguez Trujillo presentó un programa de diez puntos que implementaría de ser elegido Presidente de la República para las elecciones en mayo de 2020.

Entre los mandamientos políticos de su candidatura están la de cero tolerancia a la corrupción, la seguridad como derecho fundamental, el rechazo a la hipoteca del país, la educación, la soberanía y la nacionalidad, los recursos naturales, la solución a la energía eléctrica, una justicia de verdad, un desarrollo económico para todos y una preservación de la dominicanidad, a toda costa. Además, dijo estar en contra del aborto de manera categórica y denunció la imposición de una agenda internacional sobre República Dominicana.

No aceptamos comentarios ofensivos, El Verificador promueve el debate de ideas como herramienta que fortalece la vida democrática.

+ 33 = 39