En un esfuerzo por frenar la caza furtiva de elefantes, China, uno de los mayores mercados de marfil en el mundo, terminó el 2017 con la prohibición total de la venta y el procesamiento del llamado ‘oro blanco’.
“A partir de hoy, la compra y venta de marfil y de productos derivados por parte de mercados, tiendas y comerciantes es ilegal”, declaró este domingo el Ministerio de Bosques. “Desde ahora, si un comerciante les dice que es un ‘vendedor de marfil aprobado por el Estado’, los está engañando y está violando intencionadamente la ley”, agregó.
La medida, que estaba funcionando de manera parcial, se tomó hace un año, gracias a la presión de distintas organizaciones defensoras de los animales que advierten sobre las presiones de la caza furtiva a los elefantes africanos.

Y es que en menos de una década más de 110.000 elefantes africanos fueron asesinados para satisfacer la demanda en Asia, según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN). Se estima que la población actual de estos animales es de aproximadamente 415.000, en contraste con los cerca de 4 millones que se registraban a inicios del siglo XX.
Según cifras oficiales de la agencia Xinhua, la prohibición que había hasta el momento supuso una caída del 80 por ciento de las incautaciones de marfil que entraban al país, así como un desplome de precios del 65 por ciento.
La Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (Cites, por su sigla en inglés), que entró en vigor en 1975, prohibió el comercio de marfil en 1989. Al igual que otros países, hasta ahora China permite la reventa de marfil adquirido antes de esa prohibición.
Fred Kwame Kumah, director de la oficina regional para África del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), pidió a China unirse al movimiento global por la defensa de estas especies y les pida “a los países vecinos, especialmente a Laos, Tailandia y Birmania, que sigan su ejemplo y cierren sus mercados de marfil cuanto antes”.
Sin embargo, Kumah urgió a las autoridades chinas a mantenerse alerta ya que “hay pruebas abundantes de que el mercado ilegal sigue siendo amplio tanto en internet como en tiendas no registradas por todo el país”.

No aceptamos comentarios ofensivos, El Verificador promueve el debate de ideas como herramienta que fortalece la vida democrática.

3 + 6 =