Debido a que el 67% de los suelos del sector Domingo Savio se encuentran en riesgo de inundación y peligrosidad sísmica, el Estado dominicano decidió declarar la zona como suelo no urbanizable y no construir viviendas en esa área.
El experto en geociencias Osiris de León, durante una rueda de prensa que se celebró ayer en la sede del Centro de Operaciones de Emergencias (COE), donde además explicó que luego de varios estudios realizados a los suelos de la zona, se pudo determinar que los mismos poseen una baja capacidad de carga, poca resistencia a movimientos sísmicos y alta vulnerabilidad en el área marginal del río Ozama.
“Es responsabilidad del Estado dominicano velar y garantizar la integridad física y la vida de los dominicanos, razón por la cual de manera responsable asume la decisión de declarar como territorio no urbanizable la franja de los 270,000 metros cuadrados que ocupa el sector Domingo Savio a orillas del río Ozama, zona que está ocupada por 1,400 familias, de acuerdo al padrón realizado en noviembre del año 2016”, dijo.
De León destacó, además, que en respeto a la Ley Ambiental 64-00 y frente al comportamiento del clima, el Gobierno ha decidido replantear su visión sobre el entorno urbano de los sectores La Ciénaga y Los Guandules.
También, la coordinadora general de la Unidad para la Recaudación de La Barquita y Entornos (Urbe), Patricia Cuevas, señaló que Domingo Savio, conformado por La Ciénaga y Los Guandules, es uno de los sectores más estudiados y resaltó que, a diferencia de La Barquita, en este caso la recomendación es que no se construyan edificaciones en el sector, sino que se traslade a las familias a otros lugares adyacentes y se les garantice un apoyo económico para que puedan adquirir sus casas.
“Desde Urbe entendemos y apoyamos la decisión responsable del Estado dominicano de no construir viviendas en zonas de riesgo, razón por la cual no se construirán edificaciones habitables en esa área; siendo coherente con la responsabilidad de salvaguardar, en cualquier circunstancia, la vida de nuestros ciudadanos”, dijo.

Agregó que la intención primordial del Gobierno en estos espacios es abrir los sectores de La Ciénaga y Los Guandules para conectarlos con el resto de la ciudad y hacer de ellos un ejemplo de orden, seguridad y buena convivencia comunitaria, liberando los espacios necesarios para garantizar la buena circulación e instalar alumbrado y alcantarillado sanitario.
Así como construir parques, escuelas y estancias infantiles, y, fundamentalmente, liberar la zona más vulnerable a las inundaciones recurrentes para devolverla al río mediante su conversión en un paseo ecológico con características de parque fluvial lateral al río Ozama.
Aclaró que en el caso del proyecto de la avenida, éste tiene como propósito convertirse en una vía de evacuación para más de 40 mil personas que permanecerán en esa zona y establecer un límite de la zona de alto riesgo y que en el área entre la vía de evacuación y el río se ejecutará la sección ambiental para acelerar la generación del hábitat propio del lugar. “Esta parte del proceso sigue en pie tal y como presentó el primer mandatario en su discurso de febrero pasado. La ubicación de los equipamientos sociales en el sector se hará en aquellos terrenos fuera de la zona de riesgo, en este caso por ser un número reducido de construcciones y por la cantidad de espacio a liberar”, señaló.
Añadió que el Estado dominicano asume una postura responsable sobre el territorio y decide la no incorporación de viviendas, tal y como se tenía pensado en un principio, y en cambio asumirá el pago o resarcimiento de estas personas para que tengan la capacidad de adquirir una vivienda en las proximidades de la zona.
“En Domingo Savio está sucediendo una transformación y por ello ahora a los suelos debe dárseles un uso nuevo a través de la construcción del parque fluvial, porque el tema del paseo limita la zona urbanizable y cambia su uso”, aseveró.
Se recuerda que en el discurso de rendición de cuentas del año pasado, el presidente de la República Danilo Medina anunció que se pondría en marcha el proyecto de transformación urbana integral Nuevo Domingo Savio, iniciativa que comprende los barrios capitalinos La Ciénaga y Los Guandules y que beneficiará a 45 mil personas. Indicó que al igual que La Nueva Barquita, el Nuevo Domingo Savio incluye la creación de empleos y formación de su gente, a los fines de completar el círculo de transformación.
La coordinadora de Organizaciones para el Desarrollo de La Ciénaga (Codeci), en representación de 33 agrupaciones barriales, solicitó ayer a la Unidad Ejecutora para la Readecuación de La Barquita y Entornos (Urbe), entidad ejecutora del proyecto, acercarse a la comunidad a fin de informar sobre los planes de desarrollo que impactarán a los residentes de La Ciénaga y Los Guandules que conforman Domingo Savio. Los integrantes de Codeci demandaron ser parte de la ejecución del proyecto. “Adelantamos que no aceptaremos atropello a ninguno de los habitantes que serán afectados con lo que implica el desalojo o reubicación”, destacó el coordinador de Codeci, Edwin Castillo

No aceptamos comentarios ofensivos, El Verificador promueve el debate de ideas como herramienta que fortalece la vida democrática.

7 + 2 =