Por: Sergio Gómez Maseri
El presidente Donald Trump volvió a desatar polémica al describir, este jueves, a ciertos países de donde están llegando inmigrantes a Estados Unidos como “países de mierda”.
Según el diario ‘The Washington Post’, Trump hizo el comentario en una reunión con senadores con los que discutía los detalles de un posible acuerdo que reforzaría los controles fronterizos y ofrecería un camino a la ciudadanía a cientos de miles de inmigrantes que llegaron al país siendo muy jóvenes y que enfrentan la deportación (dreamers).
Dentro del paquete, los senadores le mencionaron la posibilidad de restituir el Estatus de Protección Temporal (TPS, por su sigla en inglés) que beneficiaba a residentes de Haití, algunos países de África y otros de Centroamérica y que Trump acaba de retirar.
“¿Por qué tenemos a toda esta gente de países (que son un) agujero de mierda viniendo aquí?”, preguntó Trump refiriéndose específicamente a Haití y a países de África, según le dijeron dos fuentes a ese diario.
El presidente sugirió que, en su lugar, EE. UU. debería abrirles la puerta a ciudadanos de países como Noruega. Trump se reunió el miércoles con la primera ministra de ese país nórdico y la prensa destacó el tono amable y cordial de Trump durante la reunión.
Algunos políticos de Washington escogen defender a otros países, pero el presidente siempre luchará por los estadounidenses
La Casa Blanca emitió la noche de este jueves un comunicado en el que no niega el nuevo insulto de Trump, antes lo justifica.
“Algunos políticos de Washington escogen defender a otros países, pero el presidente siempre luchará por los estadounidenses. Así como otros países tienen políticas migratorias basadas en el mérito, el presidente pelea por una solución permanente que fortalezca nuestro país dándoles la bienvenida a aquellos que contribuyan a nuestra sociedad, aporten a la economía y asimilen nuestro gran país”, dijo Raj Shah, portavoz de la Casa Blanca.
La mayoría de personas a las que se refiere Trump, cobijadas por el TPS, provienen de naciones arrasadas por la guerra o desastres naturales.
Trump rechazó el acuerdo bipartidista al que habían llegado un grupo de senadores y en el que se ofrecía un camino a la residencia a los beneficiarios de Daca (que llegaron ilegalmente siendo jóvenes), pero que incluía fondos para iniciar la construcción de un muro en la frontera con México.

No aceptamos comentarios ofensivos, El Verificador promueve el debate de ideas como herramienta que fortalece la vida democrática.

7 + 3 =