SANTO DOMINGO. El Segundo Tribunal Colegiado del Distrito Nacional descarga a Arsenio Quevedo, Erikson de los Santos Solís y a Cristino Batista de la acusación de pagar sicarios para asesinar a transportistas, mientras que impuso 30 años de prisión contra Amauris Cabreras, en La Victoria y Danilo Octavio Reinoso, quien cumplirá la pena en Najayo.
El descargo, según el tribunal, fue porque en el caso de los condenados, el Ministerio Público no demostró los elementos suficientes.

No aceptamos comentarios ofensivos, El Verificador promueve el debate de ideas como herramienta que fortalece la vida democrática.

7 + 1 =