En el marco del Día Internacional de la Mujer compendio especial revela los avances y retrocesos de la mujer dominicana en temas como política, educación, mortalidad materna, feminicidios, paridad de género, entre otros.
(Santo Domingo, 7 de marzo de 2018). El Observatorio Político Dominicano (OPD), entidad adscrita a la Fundación Global Democracia y Desarrollo (FUNGLODE), revela los avances y retrocesos femeninos en la sociedad dominicana en el marco del Día Internacional de la Mujer en el compendio “Panorama evolutivo de la situación de la mujer dominicana al año 2018”.
Este estudio fue realizado por los integrantes de los equipos de cinco unidades de investigación del OPD-FUNGLODE: Gobierno Local (UGL), Partidos Políticos (UPP), Poder Legislativo (UPL), Políticas Públicas (UPP) y Sociedad Civil (USC).
Derechos y calidad de vida
Como avance, el artículo plantea que la mujer dominicana ha conquistado los escenarios de la educación. En cuanto a los retrocesos, vienen representados por el aumento de la mortalidad materna, los feminicidios y el embarazo adolescente, así lo asegura la Unidad de Sociedad Civil (USC).
“El sexo femenino en el país tuvo mayor representación en las tasas de matriculación para los cuatro niveles educativos: inicial, básico, medio y superior. La diferencia en las tasas de matriculación entre hombres y mujeres para los niveles medio y superior es mayor que en los niveles inicial y básico. Esto quiere decir, que el sexo femenino realiza más estudios que los que efectúa el masculino, no obstante, esto no se refleja en el sector laboral”, indica el documento.

Sobre los feminicidios, en 2016 1,831 mujeres fueron víctimas de feminicidios en la región. República Dominicana ocupó el tercer lugar en la tasa de feminicidios, es decir, 108 mujeres murieron por cada 100.000. El país comparte lugar con Honduras y El Salvador.

“En el período 2016-2017 hubo una reducción en los feminicidios de, aproximadamente, 7.8 %, pero en términos absolutos, la reducción fue de solo ocho muertes. Es posible que esta cifra aumente para el año actual, hasta el momento se han registrado diez feminicidios íntimos en tan solo dos meses”, asegura la investigación.

El estudio cita que dentro del ranking de países con mayor tasa de mortalidad materna en América Latina, el país se encuentra con 92 muertes de mujeres por cada 100,000 nacidos vivos en el 2014, según datos del Banco Mundial (BM).

República Dominicana junto a Nicaragua y Guatemala registraron las tres mayores tasas de la región con más embarazos en adolescentes. De 100 nacimientos por cada 1000 mujeres entre este rango de edad.

“Dado que el embarazo adolescente disminuye los años de escolaridad y las capacidades de las mujeres de insertarse en el mercado laboral, podría considerarse que este contribuye a la pobreza y perpetúa la desigualdad social y la inequidad de género. Estos aspectos plantean la necesidad de programas de educación sexual y reproductiva que puedan disminuir la problemática”, recomienda el estudio.

Mujer en la política

En la participación de la mujer en la política, República Dominicana en su último proceso electoral tuvo un progreso importante. En el 2016, por primera vez, dos mujeres se presentan como candidatas presidenciales.

“Minou Tavárez Mirabal fue candidata a la Presidencia de la República en las elecciones del 2016, obtuvo unos 10,348 votos, lo que constituye un 0.32 %. Aun así, se convirtió en la primera mujer en ser candidata a la Presidencia de la República”.

Además de Tavárez, como aspirante a la Presidencia de la República en las elecciones de 2016, se presentó por el Partido de la Unidad Nacional (PUN), Soraya Aquino. En este proceso, obtuvo 3,202 votos, lo cual equivale a un 0.10 %. Durante el año 2017, se mantuvo exigiendo el reconocimiento de su partido ante la JCE.

“Esto, sin dudas, ha dado la impresión de ser un salto cualitativo en los niveles de inclusión de las mujeres en el ejercicio político. Sin embargo, los partidos políticos en sus estructuras no tienen la mejor muestra de una inclusión igualitaria”, enfatiza la Unidad de Partidos Políticos (UPP).

Con relación a la participación en los gobiernos locales, la investigación manifiesta: “En las elecciones de 1994 resultaron electas 93 regidoras a nivel nacional. La cantidad de mujeres autoridades locales ha ido aumentando al pasar de los años. Para las elecciones de 1998, con la aplicación de la cuota femenina, fueron electas un total de 185 mujeres, representando un 24.4 %. En las elecciones de 2010 fueron favorecidas con el voto 383 mujeres en regidurías, para un porcentaje de un 33.3 %, el más alto alcanzado hasta la fecha. En las de 2016 fueron electas 382 mujeres, para un 32.8 %”.

Sin embargo, advierte que de seguir el ritmo actual llevará, al menos, unos 40 años para lograr la paridad de género (50 %) en materia de participación política local.

“Por ejemplo de las 117 regidurías del Gran Santo Domingo (GSD), cuyos miembros resultaron electos en las elecciones celebradas el 15 de mayo de 2016, están representadas en un 65 % por hombres, totalizando 76 escaños. En el caso de las regidoras, resultaron electas 41, para un 35 % del total de 117 regidurías. Nuevamente, el Distrito Nacional aparece en la primera posición con 13 regidoras, para un 31.7 % del total de mujeres; en segundo lugar, SDE con 10 (24.3 %); Los Alcarrizos con 9, para un 22 %; SDN 5 (12.2 %); y por último, SDO con 4 (9.8 %). En cuanto, es importante destacar que el municipio de Los Alcarrizos, de un total de 15 regidurías, 9 están ocupadas por mujeres, siendo la única demarcación del GSD donde las mujeres son mayoría”, explica el análisis.

Participación en el Congreso Nacional

En el caso del Congreso Nacional, los avances de la mujer desde las elecciones de 2016 mostraron una ligera mejoría en cuanto a la cantidad de legisladoras que ocupan algún escaño. Esto se debe a que desde el año 1942 el Poder Legislativo no había tenido cifras tan amplías de mujeres en sus instalaciones.

A pesar del avance, para el período legislativo 2016-2020, apenas 56 de 222 legisladores son mujeres, es decir, representan el 25 % del total de miembros del Congreso Nacional (CN).

“Lo que indica que por cada 10 congresistas hay en alguna Cámara del Congreso Nacional, aproximadamente, dos mujeres. En el caso del Parlamento Centromericano (Parlacen), de 20 representantes dominicanos, solo seis son mujeres, representando el 30 %”, sostiene la Unidad de Gobierno Local (UGL).

De su lado, la Unidad de Políticas Públicas (UPPU) destaca que de los siete indicadores de la Estrategia Nacional de Desarrollo 2030 sobre igualdad de género, solamente el indicador que se refiere al porcentaje de mujeres diputadas tuvo un avance promisorio.

La brecha de tasa de ocupación entre géneros y el porcentaje de mujeres alcaldesas tuvieron un avance moderado. Sin embargo, la brecha de ingreso laboral entre géneros, el porcentaje de mujeres en el Senado, la brecha de la tasa de desocupación de género y el porcentaje de mujeres regidoras retrocedió, o en algunos casos, se estacaron.

“Las propuestas legislativas dirigidas a regular los temas de género se puede notar que son asuntos que llevan años siendo discutidos en el país. Hasta el momento, estas piezas permanecen en un curso que no garantiza, exactamente, su aprobación y posterior promulgación. La aprobación de estas legislaciones permitiría regular algunos aspectos que provocan el aumento de embarazos en adolescentes, infecciones de transmisión sexual (ITS), violencia de género, feminicidios. Así como, baja representación de las mujeres en las instituciones de toma de decisión y otras entidades públicas, desigualdad social, entre otros problemas que en todavía en el 2018 siguen afectando a la mujer dominicana”, concluye el compedio del OPD-Funglode en conmemoración del Día Internacional de la Mujer.

No aceptamos comentarios ofensivos, El Verificador promueve el debate de ideas como herramienta que fortalece la vida democrática.

7 + 3 =