El presidente Danilo Medina llamó este jueves a los países de América Latina y el Caribe a acordar un marco de reglas unificadas que permitan negociar con los demás bloques comerciales los pilares fundamentales para un comercio internacional justo.

El mandatario consideró que en las Américas “no hemos invertido lo necesario para mantener nuestra participación en el comercio global de bienes y servicios”. Abogó porque se continúe abriendo la economías al comercio global.

Durante su discurso en la Tercer Cumbre Empresarial de las Américas, en Lima, Perú, el presidente Medina dijo entender que no es sostenible el esquema actual “donde mientras unos abrazan el libre comercio otros, a través de subsidios ocultos o ventajas impositivas, logran artificialmente agenciarse una participación creciente en el comercio y la inversión internacional”.

El jefe de Estado llamó a luchar unidos por un comercio donde los flujos de bienes respondan a las reales ventajas comparativas y no a las ventajas artificiales que emanan de acciones e intervenciones estatales incompatibles con lo que debe ser un comercio justo.

“Justicia, equidad y transparencia debe ser la tríada sobre la que debe descansar el comercio y la inversión global”, dijo.

No obstante, Medina reconoció el esfuerzo que están realizando la mayoría de los países de la región para desmantelar trabas, estableciendo las Ventanillas únicas de Comercio Exterior, certificando Operadores Económicos Automáticos y habilitando las Resoluciones Anticipadas para acelerar el proceso de clasificación y origen de las mercancías.

El jefe de Estado llamó a reformar las políticas comerciales para que los empresarios de la región migren desde la industria sustitutiva de importaciones hacia las empresas de exportación.

El presidente Medina consideró que hay que mercadear mejor a la región como destino atractivo para la inversión extranjera, “comenzando con la adopción y el mantenimiento permanente de políticas macroeconómicas responsables y sostenibles que garanticen la estabilidad y el crecimiento”.

Entiende que hay fortalecer las plataformas fiscales, para viabilizar el aumento de la inversión pública en infraestructuras físicas que mejoren la competitividad.

“Con una inversión pública en infraestructura física de 1.5% de nuestro PIB regional, no daremos alcance a los países en desarrollo de Asia cuyos gobiernos anualmente invierten el 5.1% del PIB”, dijo.

Reconoció que en algunos países, producto de experiencias no auspiciosas, habrá que esmerarse en convencer a la población sobre los beneficios que tendrían estas Alianzas orientadas a dotar a nuestras economías de la infraestructura necesaria para fomentar el comercio y la inversión.

El jefe de Estado dijo que si queremos seguir elevando el valor agregado implícito en las exportaciones de bienes y servicios, “tendremos que hacer todo lo que sea necesario para reducir la brecha educativa existente entre las economías exportadoras más dinámicas del mundo y las nuestras”.

“En el ranking de los 10 primeros lugares de las pruebas PIISA 2015, aparecen Singapur, Hong Kong, Japón, Macao, Taiwán, Corea del Sur y China”, sostuvo.

Medina dijo que los retos que tenemos por delante para inundar al mundo con bienes y servicios “hecho en las Américas” son enormes.

El mandatario sostuvo que en la República Dominicana “estamos claro de que no tenemos tiempo que perder”.

Dijo que por eso se está promoviendo la diversificación de las exportaciones agrícolas y sus derivados, los que nos ha permitido convertirnos en el primer exportador de cigarros del mundo.

“En el segundo exportador de disyuntores eléctricos hacia Estados Unidos. El quinto suplidor mundial de equipos médicos y zapatos de piel para las empresas y consumidores norteamericanos. Contamos con parques de zonas francas, en los cuales más de 650 empresas exportan cerca de 6 mil millones de dólares”, indicó.

No aceptamos comentarios ofensivos, El Verificador promueve el debate de ideas como herramienta que fortalece la vida democrática.

9 + 1 =