La Dirección General de Impuestos Internos (DGII) anunció hoy el aplazamiento de notificaciones a contribuyentes con más de un empleo, cuyos salarios sumados superan el umbral exento del Impuesto sobre la Renta, para concentrarse en una masiva campaña educativa sobre el tema.

El anuncio fue hecho por el director de la institución recaudadora, Magín J. Díaz, quien admitió que ha sido una “falla histórica” de la DGII no haber informado suficientemente al público sobre las disposiciones del Reglamento del Impuesto sobre la Renta de 1998 en cuanto a los contribuyentes con más de un empleo.

Díaz explicó que luego de haber notificado a menos de 2,000 personas (de un total de más de 2 millones de asalariados); “y reflexionado sobre la demanda de una campaña previa”, propuesta que considera justa y necesaria, las cartas dirigidas a los contribuyentes con más de un salario para que se regularicen cierran su primer ciclo.

“En la DGII actuamos siguiendo la ley de manera estricta, pero esto no nos hace irracionales. Bajo el principio de razonabilidad, tenemos que admitir que sorprendimos a la gente, porque ciertamente en 20 años no ha habido orientación sobre el tema en los niveles adecuados”, sostuvo el funcionario.

Y agregó: “La DGII es una institución que administra el cobro de los impuestos y no es necesariamente simpática, pero tampoco es un Leviatán que se come a los contribuyentes. Nos vamos a concentrar en la orientación masiva; vamos a divulgar un ABC sobre el tema”, enfatizó.

El director de DGII dijo que se examinan uno por uno los casos de asalariados notificados para estar seguro de que la acción se ha hecho correctamente e indicó que “en los casos en que se haya cometido errores, porque no somos infalibles, rectificaremos sin ningún problema.”

Dijo que, aun en los casos en que la DGII tenga la razón se dispondrán de todas las facilidades, aplicando el mayor grado de flexibilidad posible dentro de la ley para que los contribuyentes, especialmente los de menores ingresos, se puedan regularizar sin traumas.

Engaño de grupos. Magín Díaz informó que el estudio detenido de los casos le ha dado la oportunidad de encontrar situaciones como los de personas que tienen hasta tres salarios, que sumados pueden llegar a 300,000 pesos mensuales, en empresas diferentes de un mismo grupo empresarial.

“Esto es un deliberado engaño que no podemos tolerar y que al parecer está concebido para asegurar más beneficios al empleado, pero perjudicando al fisco. En esos casos de mayores ingresos, no hay pausa; los enfrentaremos con la ley en las manos”, aseveró el funcionario.

Por otro lado, Díaz deploró las falsedades que se han tratado de colar en la opinión pública, afirmando que la DGII ha hecho notificaciones a asalariados hasta por cinco años de incumplimiento del Impuesto sobre la Renta, “citando montos de deudas que a todas luces son un invento”.

“Las notificaciones en ninguna de sus partes especifican montos de deuda imputada al contribuyente”, subrayó Díaz.

No aceptamos comentarios ofensivos, El Verificador promueve el debate de ideas como herramienta que fortalece la vida democrática.

21 + = 28