La jueza Isolina Contreras Peralta, del Primer Juzgado de Instrucción del Distrito Judicial de San Francisco de Macorís, impuso tres meses más de prisión preventiva como medida de coerción a Marlin Martínez, imputada por el asesinato de la adolescente embarazada Emely Peguero.
Con la decisión, la magistrada ratificó la medida de coerción contra la reclusa, imputada junto a su hijo Marlon Martínez por la muerte violenta de la menor que tenía cinco meses de gestación al momento del crimen.
La prensa fue ordenada sacar de la sala donde era conocida la revisión obligatoria de la medida de coerción.

No aceptamos comentarios ofensivos, El Verificador promueve el debate de ideas como herramienta que fortalece la vida democrática.

54 + = 64