SAN JUAN. El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, declaró hoy la emergencia para la isla debido al paso del huracán Beryl por la región del Caribe y pidió no minimizar el peligro, tras la devastación causada en septiembre pasado por el ciclón María.

 

En una conferencia de prensa, Rosselló fue claro al pedir a la población que tome todas las medidas necesarias para hacer frente al paso del huracán Beryl, de categoría 1, que prosigue hacia el oeste con dirección a las Antillas Menores.

 

“Que la ciudadanía tome acción y que se tomen las precauciones para poder pasar este evento de una mejor manera”, dijo, rodeado por los jefes de las agencias implicadas en este tipo de eventos.

 

Informó que otras de las medidas incluyen que los empleados públicos no tendrán que presentarse en sus puestos de trabajo el lunes.

 

Rosselló dijo que las escuelas también permanecerán cerradas el próximo lunes a causa del paso del huracán.

 

“Hay bastante claridad de que algún tipo de evento ocurrirá en Puerto Rico”, sostuvo Rosselló, motivo por el que anunció que el Departamento de Asuntos del Consumidor (Daco) hará efectiva una orden de congelación de precios que ya entró en vigor para los artículos de primera necesidad.

 

Por otra parte, anunció que adelantará los beneficios del PAN, el plan de alimentos para personas con bajos recursos, de forma que puedan adquirir víveres para pasar el evento de la mejor manera posible.

 

El gobernador reiteró que las personas con hogares que tengan techo azul -temporales colocados tras el huracán María- deben movilizarse a casa de familiares, amigos o a los refugios que estará habilitando el Gobierno.

 

En total, habrá disponibles más de 400 refugios a los que la población podrá desplazarse.

 

Rosselló detalló que se identificará a pacientes de diálisis en las islas municipios de Vieques y Culebra para que reciban el servicio de transporte a la isla principal.

 

Además, un plan de circulación entrará en vigor a partir del domingo, el mismo día en que se activará el Centro de Operaciones de Emergencia (COE).

 

El gobernador recomendó a la población que se haga con víveres para al menos 10 días.

 

En cuanto a la fragilidad del sistema eléctrico, Rosselló reconoció que las lluvias y ráfagas de vientos del huracán pueden provocar apagones debido a la fragilidad de la infraestructura.

 

“Hay sistemas de redundancia que no están activos todavía y si se caen tendríamos apagones. El sistema eléctrico está más vulnerable que antes de María pero estamos en una mejor posición con más personal, materiales y equipo y con las colaboraciones listas para ejecutar”, apuntó.

 

El secretario de Asuntos Públicos, Ramón Rosario, adelantó que este sábado se convocará a los alcaldes para analizar la situación de forma más detenida.

 

En su último boletín (21.00 GMT), el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de EE.UU. informó de que Beryl se encuentra a unos 1.555 kilómetros al estesureste de las Antillas Menores y se desplaza a 24 km/h con dirección oeste.

 

El Gobierno de Dominica ha emitido un aviso de huracán para esta isla, donde se espera que a partir del sábado las condiciones climáticas empeoren, mientras que Martinica, Guadalupe, San Martín y San Bartolomé están bajo aviso de probables condiciones de tormenta tropical.

 

Los expertos prevén que el ciclón de categoría 1 en la escala de Saffir-Simpson, de un máximo de 5, acelere su velocidad rumbo al oeste-noroeste este fin de semana y continúe así la próxima semana.

 

Según un probable patrón de trayectoria, el ojo de Beryl “se aproximará a las Antillas Menores este fin de semana y cruzará la cadena de islas el domingo por la tarde y el lunes”, indicaron los científicos del CNH, con sede en Miami.

En una conferencia de prensa, Rosselló fue claro al pedir a la población que tome todas las medidas necesarias para hacer frente al paso del huracán Beryl, de categoría 1, que prosigue hacia el oeste con dirección a las Antillas Menores.

“Que la ciudadanía tome acción y que se tomen las precauciones para poder pasar este evento de una mejor manera”, dijo, rodeado por los jefes de las agencias implicadas en este tipo de eventos.

Informó que otras de las medidas incluyen que los empleados públicos no tendrán que presentarse en sus puestos de trabajo el lunes.

Rosselló dijo que las escuelas también permanecerán cerradas el próximo lunes a causa del paso del huracán.

“Hay bastante claridad de que algún tipo de evento ocurrirá en Puerto Rico”, sostuvo Rosselló, motivo por el que anunció que el Departamento de Asuntos del Consumidor (Daco) hará efectiva una orden de congelación de precios que ya entró en vigor para los artículos de primera necesidad.

Por otra parte, anunció que adelantará los beneficios del PAN, el plan de alimentos para personas con bajos recursos, de forma que puedan adquirir víveres para pasar el evento de la mejor manera posible.

El gobernador reiteró que las personas con hogares que tengan techo azul -temporales colocados tras el huracán María- deben movilizarse a casa de familiares, amigos o a los refugios que estará habilitando el Gobierno.

En total, habrá disponibles más de 400 refugios a los que la población podrá desplazarse.

Rosselló detalló que se identificará a pacientes de diálisis en las islas municipios de Vieques y Culebra para que reciban el servicio de transporte a la isla principal.

Además, un plan de circulación entrará en vigor a partir del domingo, el mismo día en que se activará el Centro de Operaciones de Emergencia (COE).

El gobernador recomendó a la población que se haga con víveres para al menos 10 días.

En cuanto a la fragilidad del sistema eléctrico, Rosselló reconoció que las lluvias y ráfagas de vientos del huracán pueden provocar apagones debido a la fragilidad de la infraestructura.

“Hay sistemas de redundancia que no están activos todavía y si se caen tendríamos apagones. El sistema eléctrico está más vulnerable que antes de María pero estamos en una mejor posición con más personal, materiales y equipo y con las colaboraciones listas para ejecutar”, apuntó.

El secretario de Asuntos Públicos, Ramón Rosario, adelantó que este sábado se convocará a los alcaldes para analizar la situación de forma más detenida.

En su último boletín (21.00 GMT), el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de EE.UU. informó de que Beryl se encuentra a unos 1.555 kilómetros al estesureste de las Antillas Menores y se desplaza a 24 km/h con dirección oeste.

El Gobierno de Dominica ha emitido un aviso de huracán para esta isla, donde se espera que a partir del sábado las condiciones climáticas empeoren, mientras que Martinica, Guadalupe, San Martín y San Bartolomé están bajo aviso de probables condiciones de tormenta tropical.

Los expertos prevén que el ciclón de categoría 1 en la escala de Saffir-Simpson, de un máximo de 5, acelere su velocidad rumbo al oeste-noroeste este fin de semana y continúe así la próxima semana.

Según un probable patrón de trayectoria, el ojo de Beryl “se aproximará a las Antillas Menores este fin de semana y cruzará la cadena de islas el domingo por la tarde y el lunes”, indicaron los científicos del CNH, con sede en Miami.

No aceptamos comentarios ofensivos, El Verificador promueve el debate de ideas como herramienta que fortalece la vida democrática.

3 + 5 =