La Santa Sede calificó hoy de “criminales” los abusos de sacerdotes a menores descritos en un informe de la Corte Suprema del estado de Pensilvania (EEUU) y consideró que “debería haber asunción de responsabilidad” de los abusadores y de quienes “permitieron que se produjeran”.

“Los abusos descritos en el informe son criminales y moralmente reprobables. Estos hechos han traicionado la confianza y han robado a las víctimas su dignidad y su fe”, declaró el director de la oficina de prensa de la Santa Sede, Greg Burke, en un comunicado.

“La Iglesia debe aprender duras lecciones de su pasado y debería haber asunción de responsabilidad tanto por parte de los abusadores como por parte de los que permitieron que se produjera”, añade el texto.

No aceptamos comentarios ofensivos, El Verificador promueve el debate de ideas como herramienta que fortalece la vida democrática.

+ 38 = 47