Porque: Esclavo eterno, será aquel que se acostumbra
A vivir pisoteado.
El que vive de esperanzas,
Ayunando muere.
Benjamín Franklin.

Por: Rafael R. Ramírez Ferreira

Qué triste es la desesperanza para aquel o aquello que ya no tiene esperanza. Es algo parecido a la relación tumultuoso y discriminatoria entre blancos y negros, considerados estos últimos en muchas ocasiones, como seres inferiores y débiles, que según corre el tiempo, en base a muchos sacrificios, están demostrando que tienen más fortaleza que los primeros y hasta sus costumbres y religiones las imponen sin realizar un solo disparo. Podrá hacer este pueblo lo mismo frente a las tantas “indelicadezas”, que cual símil, podríamos decir, ¿los Blanquitos? en vez de la ya manoseada ¿Políticos?
Son muchas las interrogantes que a diario nos acosan y cuyas respuestas por igual, se encuentran en aquellas cajas fuertes y olvidados sótanos a los que hemos hecho alusión, si, ahí están. Porque si les exigimos respuestas a nuestros “líderes”, de seguro y como ya estamos acostumbrados, recibiríamos una mentira. Una analogía como aquella cita del dramaturgo y poeta francés Jean Cocteau: “Solo miento cuando no os digo que miento”.
Somos, supuestamente, un pueblo que goza de plena libertad y en apariencia es así, pero, el intimidar para silenciar, cosa común en las dictaduras democráticas modernas y más si son presididas por supuestos revolucionarios u organismos políticos que se han convertidos en verdugos indolentes y corruptos, tal como está aconteciendo en nuestra América, esto es un mito, porque el ruido ensordecedor de las “bocinas” que bailan al son que les toque o guste al “dictador” o Presidente y sobre todo, a sus secuaces que se convierten en alimañas peor que el propio “líder”, no permiten por medio de argumentaciones, que nuestros reclamos sean escuchados.
Mentiras piadosas son nuestro diario alimento y aseguro esto, porque ”hay verdades que, uno solo puede decir, después de haber ganado el derecho a decirlas”, y no hay vuelta atrás, hoy se juega a quien pueda crear más argumentaciones creíbles que oculten las “indelicadezas”; se incita a la creación mediática de líderes e indispensables que con el tiempo se han convertido en diablos insaciables por el poder y el dinero, en tanto continua creciendo el ingenio para crear aureolas o iridiscentes para espantar las sombras de maldad y corrupción que los acompaña siempre.
Sé que muchos, parodiando como dice una canción; “deben pensar que soy un estúpido; deben pensar que soy un tonto; que soy nuevo en esto; pero he visto todo esto antes”. Sí señor, quizás en algún oscuro rincón se me ha permitido volver a “ver”, escuchar detenidamente y sentir la maledicencia en sus peores manifestaciones y negociaciones, donde las traiciones y maldades deambulan en plena libertad. Pero todo esto implica un gran peligro ya que el poder obnubila el buen pensar y se regodean de su supuesta fortaleza e inteligencia, cuando en realidad solo han sido astutos, lo que los ha conducido a ser audaces, es lo único a lo que han llegado a ser. Por eso han olvidado que: “La audacia con tacto es saber hasta dónde se puede llegar sin ir demasiado lejos”.
Todo el que tenga dudas, que acuda a esas bóvedas, cajas fuertes, sótanos u oscuros rincones, que sin rebuscar mucho encontraran el imparable contrabando de haitianos por la frontera y el negociazo que eso representa; ahí lo encontraran; el negociazo del combustible contrabandeado y los “permisos” en la proliferación de estaciones de expendio, ahí se encuentran; el gran negocio de los fondos de pensión, ahí se encuentra; por qué y para qué la increíble cantidad de candidatos políticos y su gran costo económico, como si se estuviera tirando el dinero al basurero, ahí se encuentra; del por qué cierran La Compañía Metro y siquiera miran para “Fenatrado” y demás negocios “gremiales” del transporte, ahí se encuentran, incluyendo hasta las personalidades y hangares, relacionados con los Super Tucanos, que faltan en el expediente, ahí se encuentran. Y muchas otras cosas ahí lo encontraran. ¡Sí señor”

No aceptamos comentarios ofensivos, El Verificador promueve el debate de ideas como herramienta que fortalece la vida democrática.

8 + 2 =