En seis años se realizaron licitaciones para la compra de energía y se facilitó la entrada de energía renovable
SANTO DOMINGO.- El sector eléctrico estatal ha logrado en los últimos años cambios significativos en la matriz de generación, con la ampliación de la oferta de energía, mejoras en las redes de distribución y de transmisión, reducción de las pérdidas, aumento en el número de clientes, así como reducción de los apagones, tras normalizar la relación comercial con los generadores de electricidad.
El diseño y ejecución del Plan Integral para el Sector Eléctrico por parte del equipo que lidera Rubén Jiménez Bichara, vicepresidente ejecutivo de la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE), ha logrado encaminar el holding eléctrico estatal y a todo el sistema en general, de manera que ya es posible ver la luz al final del túnel.
También, el ingreso de más de 800 megavatios nuevos de electricidad provenientes de inversión privada, gracias a las facilidades del Estado. “De esos más de 800 megavatios nuevos de electricidad, el 53% es de energía renovable y no dependiente del petróleo”, explicó Jiménez Bichara,
Asimismo, destacó el programa de rehabilitación de redes con financiamientos de organismos internacionales, con lo que se han reducido las pérdidas de las distribuidoras Edenorte, Edesur y EdeEste y han entrado al sistema miles de nuevos clientes con circuitos 24 horas.
Para reducir los costos de generación la CDEEE también logró realizar la licitación para la compra de energía de las EDE a los generadores, con lo que se adjudicaron 511 de 900 megavatios a precios reducidos de entre 8 y 8.4 centavos de dólar. “Ese es un logro sin precedentes, que da cumplimiento al mandato legal de que la energía sea contratada mediante procesos de licitación”, agregó el funcionario.
Jiménez Bichara explicó que modificar y ampliar la matriz de generación, reducir las pérdidas y mejorar la gestión de todo el sector son los puntos básicos del Plan Estratégico, que implica inversión de tiempo y recursos, coordinar y cambiar la mentalidad de actores del sistema y de usuarios y clientes para poder lograr los resultados a que aspira la sociedad dominicana.
Señala que con la inversión de recursos por parte del Estado y el apoyo que el gobierno ha dado al sector privado, la matriz de generación ha ido cambiando, diversificando y aumentando la oferta con la entrada al sistema de nuevos megavatios generados por gas, renovable y combustibles líquidos, y la renovación de unidades en operación. A lo que se agrega la Central Punta Catalina, a punto de entrar en operación.
Jiménez Bichara atribuye a estos esfuerzos el hecho de que el tema eléctrico ya no figure entre las primeras causas de preocupación para los diversos sectores del país.
ACCIONES DE CDEEE PROPICIAN LA INVERSIÓN PRIVADA
Uno de los puntos importantes de las acciones ejecutadas por la administración de Jiménez Bichara es el impulso a las energías renovables. Al tratar sobre el “Plan de Apoyo a los Proyectos de Energía Renovable” puesto en marcha por la CDEEE, señaló que ha logrado atraer a inversionistas de prestigio que iniciaron de inmediato la construcción de ocho proyectos eólicos y solares, algunos de los cuales ya han sido inaugurados.
Explicó que ha sido tal el impacto del programa de apoyo implementado por la CDEEE que el 74% de los proyectos en ejecución y algunos ejecutados son fruto de este plan, que establece reglas muy claras y estrictas para el sector.
Se espera que para finales de este año estos proyectos aumenten la disponibilidad en 361.26 megavatios, y para el 2020 en más de 634.51 megavatios, aumentando la participación de la energía renovable en el SENI de 22 a 27%.
Los proyectos impulsados por la nueva política aplicada por la gestión de Jiménez Bichara son los fotovoltaicos: Monte Cristi Solar, con capacidad para 57.95 y que ya fue inaugurado; Canoa, de 25MW; Monte Plata Solar I y 2, cada una de 30 MW.
Además los proyectos eólicos Guanillo, de 50MV; Agua Clara, de 50 MW; Los Guzmancitos, de 48.3 MW; Puerto Plata – Imbert, de 46 MW; Larimar 2, de 48.3 MW, y Matafongo.
Además de las unidades aprobadas dentro del plan de CDEEE, operan desde el 2017 los eólicos Los cocos, con 77.2 MW; Larimar 1, con 49.5 MW, y Kilvio Cabrera, con 8.25 MW. También San Pedro Bioenergy, que genera a partir de biomasa.
Jiménez Bichara citó también entre los proyectos con energía renovable a las 34microcentrales que estarán operando al final de este año, 13 que entrarán en el 2019 y 8 para el 2020, para un total de 55. A esto se añade la repotenciación de las centrales hidroeléctricas.
OTROS LOGROS
El vicepresidente de la CDEEE manifestó que los resultados positivos en la CDEEE se verifican en todos sus indicadores, tales como las pérdidas que se redujeron de 35% en 2012 a 29.7 en abril 2018.
Además ya millón y medio de clientes de las empresas distribuidoras reciben energía 24 horas, gracias a los programas de rehabilitación y modernización de las redes y la normalización de usuarios que se desarrolla con recursos multilaterales y propios.
El número de clientes telemedidos aumentó en un 89%, pasando de 298 mil en 2014 a 675 mil en abril pasado. En cuanto a los prepago, pasaron de 2,049 en 2012 a 87,617 al mes de abril pasado.
PUNTA CATALINA
Para finales de 2018 y principios de 2019 está programada la entrada al sistema de la Central Termoeléctrica Punta Catalina (CTPC) con una capacidad conjunta de 752 megavatios brutos.
Cuando las dos unidades de generación de Punta Catalina estén en el sistema, la oferta de energía será mucho mayor y con menor costo, por lo que habrá una mayor eficiencia en el servicio eléctrico nacional.

No aceptamos comentarios ofensivos, El Verificador promueve el debate de ideas como herramienta que fortalece la vida democrática.

9 + 1 =