“Hoy estoy aquí en la Asamblea General de la ONU, para compartir los extraordinarios progresos que hemos logrado. En menos de dos años, mi administración ha logrado más que casi cualquier administración en la historia de nuestro país. Estados Unidos es (risas del auditorio) es verdad”.

Fueron las primeras palabras del discurso ante la Asamblea General de la ONU, que se celebra por estos días en la ciudad de Nueva York, del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que de inmediato causaron una ola de burlas entre los asistentes miembros a la reunión.

Segundos después del hecho que generó risas en el auditorio y los demás presidentes miembros, el mandatario estadounidense se limitó a responder luego de un profundo suspiro que: “no esperaba esa reacción, pero está bien”.

Pero eso no fue lo único. El mandatario no llegó a la sede de la ONU antes de la hora prevista de su segundo discurso ante la Asamblea General, lo que provocó que se adelantara la alocución del mandatario de Ecuador, Lenín Moreno.

Como líder del país anfitrión de la Asamblea General, Trump tenía el privilegio de hablar de segundo en la sesión de debate general que se celebra cada año en la ONU, después de Brasil, que interviene siempre el primero por razones históricas.

Pero el presidente no salió de la Torre Trump, situada en la quinta avenida de Nueva York, sino solo siete minutos antes de la hora prevista del inicio de su discurso, según el grupo de periodistas que le acompañó.

Antes de que comenzaran los discursos, Trump dijo en un mensaje de Twitter: “Estaré hablando en las Naciones Unidas esta mañana. Nuestro país es mucho más fuerte y mucho más rico de lo que era desde que llegué al poder hace menos de dos años. ¡Estamos MUCHO más seguros!”

Después del momento de burla en Nueva York, el mandatario se refirió a Irán como una “dictadura corrupta” que está obligando a los ciudadanos iraníes a pagar por sus agresiones militares en el exterior, prometió “una respuesta” contra Siria si el país vuelve a utilizar armas químicas y deploró la “tragedia humana” que vive Venezuela, y llamó a todos los países reunidos en la ONU a reclamar “la restauración de la democracia” en el país sudamericano.

“Actualmente, somos testigos de una tragedia humana, por ejemplo en Venezuela”, dijo Trump minutos después de que el Tesoro anunció más sanciones contra el entorno del presidente Nicolás Maduro, apuntando a la primera dama, Cilia Flores, y también cercando al líder chavista Diosdado Cabello.

No aceptamos comentarios ofensivos, El Verificador promueve el debate de ideas como herramienta que fortalece la vida democrática.

13 + = 14