El coronel Rafael del Rosario, en una rueda de prensa improvisada en la zona del siniestro, explicó que los cuerpos de los fallecidos corresponden a tres hombres y una mujer.


Cuatro muertos y 75 heridos es la cifra oficial hasta el momento de los afectados por la explosión y posterior incendio en una fábrica de Villas Agrícolas provocados luego de “una mala práctica” al dejar una caldera encendida durante una recarga de gas, cuya fuga durante este proceso aun es investigada, informó el jefe del Cuerpo de Bomberos del Distrito Nacional.

Uno de los hombres fallecidos fue identificado como Claudio Hernández Jiménez, de acuerdo a informaciones suministradas por el Ministerio de Salud Pública. Los otros tres cadáveres no han sido identificados.

Del Rosario explicó que la explosión y posterior incendio se produjo por la interacción del gas con el calor de una de las calderas dentro de la fábrica, pero que todavía no se puede afirmar cómo ocurrió el escape del carburante.

“Una vez que se hizo el trasiego (del gas) para depositarlo en la industria hubo un escape del gas en el aire, esto se alojo en un sitio y pasó al punto de ignición donde estaba la caldera. Se hizo una mala práctica de dejar encendida la caldera y hubo una detonación y sucedió el evento”.

Sobre el escape de gas, señaló que podría deberse a varias causas, como “un mal manejo en el llenado, o porque no se apretó bien la tuerca. Pueden ser muchas causas que todavía, todavía. Mañana vamos a dar el informe final”.

En cuanto a la seguridad de la zona, Del Rosario dijo que no existe peligro de otra explosión por lo que los residentes cercanos a la fábrica y cuyas casas no fueron afectadas “pueden dormir tranquilos”.

Alcaldia del DN rinde informe preliminar:

Desaparecidos
Hasta el momento se desconoce la cantidad de personas desaparecidas y que podrían estar entre los escombros. Del Rosario dijo que los dueños de la fábrica Polyplas Dominicana todavía no han suministrado una lista de total de empleados que laboraban en el establecimiento.

Alrededor de la zona se encontraban familiares de empleados de la fábrica que aseguraban no haber localizado a sus parientes ni en los hospitales ni en las morgues.

“Ella me dijo que se estaba asfixiando y no podía salir”, dijo agobiada Ada Francisca Guzmán, cuñada de Rosa Amelia Peña Rosario, de quien desconocen su paradero luego de la explosión. Junto a ella estaban otros familiares que con lágrimas esperaban alguna información. “Dijo que había mucho humo”, expresó su hermana Eustaquia Peña Peña.

Rosa Amelia, de 53 años, tiene dos años trabajando en la empresa y tiene dos hijos.

A pocos pasos, y con igual desasosiego, la madre y la esposa de Manuel Esteban Rosario Ramírez, de 49 años, procuraban algún dato que los ayudará a saber el destino de su pariente.

“No me dejaron pasar. Quiero saber qué le pasó”, dijo de manera enérgica Fausta Ramírez, madre de Esteban.

Junto a ella Rosemary Asencio, esposa de Esteban, mostraba su foto y aseguró que no ha tenido noticia de su pareja desde las primeras horas de la mañana.

No aceptamos comentarios ofensivos, El Verificador promueve el debate de ideas como herramienta que fortalece la vida democrática.

+ 8 = 13