Migración Colombia ha recibido a por lo menos 23 miembros de las diferentes Fuerzas Armadas de Venezuela, que han huido y desertado del régimen de Nicolás Maduro. Dentro del grupo hay dos mujeres de la Policía Nacional Bolivariana.
En total han desertado un miembro de las Fuerzas Especiales FAES; 18 integrantes de la guardia venezolana, 2 de ellos con sus familias; un oficial de la armada que se entregó por Arauca y el conductor de una tanqueta de la guardia nacional.

Migración Colombia había informado en la mañana del sábado que los primeros en desertar fueron cuatro miembros de la Guardia Venezolana. Los hechos se registraron en el Puente Internacional Simón Bolívar en medio de fuertes disturbios. Los uniformados del país vecino solicitaron ayuda a funcionarios de Migración para evitar los golpes de la multitud.

Los hechos se registraron en momentos en que los venezolanos intentaban acercarse a la línea fronteriza para recibir ayudas y del lado colombiano otros gritaban que les permitieran el cordón humanitario.

Los miembros de la guardia venezolana que se entregaron en el Puente Internacional Simón Bolívar son el teniente Richard Sánchez Zambrano, argento mayor Edgar Torres Valera y el sargento Óscar Suárez Torres. Varios de ellos recibieron golpes e insultos. De otro lado Migración confirmó la entrega de un cuarto guardia venezolano, el sargento primero de apellido Linares, según se identifica en el video.

Las autoridades colombianas informaron igualmente que dos personas civiles resultaron heridas. Se trata de Ana Gabriela Petit, de 24 años de edad, quien presenta una herida abierta en la frente; y Henry Alexander Rincón, de 16 años, quien tiene poltraumatismos en las piernas. Ambos han recibido atención médica.

Luz Mely Reyes, directora de Efecto Cocuyo, de Venezuela, publicó en su red de twitter un video de los guardias venezolanos que desertaron, en el que indican que: “Nosotros hoy desconocemos al presidente Nicolás Maduro y reconocemos a nuestro presidente interino comandante en jefe Juan Guaidó. Lo que hicimos hoy lo hicimos por nuestras familias, por el pueblo venezolano… No somos ningunos terroristas ningunos delincuentes… somos padres de familia, hijos y ya basta, ya basta de tanta incertidumbre y de tanta injusticia. Compañeros, llegó el momento, llegó la hora. Únanse al lado correcto de la historia”.

La tensión continúa en los distintos puentes fronterizos. Los gritos de la multitud clamando a la guardia venezolana para que no interfiera en la entrega de ayudas humanitarias aumentan. “Por favor, por favor, somos hermanos. ¿Por favor!!, gritan varias mujeres.

Entre tanto, militares venezolanos dispersaron con gases lacrimógenos y proyectiles de goma a decenas de personas que exigían cruzar hacia Colombia por el puente fronterizo de Ureña (Táchira, oeste), cuyo cierre fue ordenado por el gobierno venezolano para evitar al entrada de ayuda humanitaria. “íQueremos trabajar!”, gritaba la multitud frente a un piquete de efectivos de la Guardia Nacional con equipos antimotines que bloqueaba el puente Francisco de Paula Santander, constató un equipo de la AFP.

Frente a los incidentes en el Puente Internacional Francisco de Paula Santander, fueron quedamos dos vehículos que intentaban pasar las ayudas humanitarias.

No aceptamos comentarios ofensivos, El Verificador promueve el debate de ideas como herramienta que fortalece la vida democrática.

4 + 6 =