El presidente encargado de Venezuela le solicitó al Papa abogar ante Maduro para que deje el poder.

El opositor Juan Guaidó, reconocido como presidente encargado de Venezuela por unos 40 países, pidió este miércoles a los militares no bloquear la ayuda humanitaria de EE. UU., que a su vez les ofreció eximir de sanciones a los que desconozcan al régimen de Nicolás Maduro.

Guaidó consideró un “absurdo” que militares bloquearan con tres camiones el puente de Tienditas, en la frontera con Colombia, donde está un centro de acopio de medicinas y alimentos, en grave escasez en Venezuela. “Es una reacción absurda de un régimen que no le interesa el ciudadano. Vamos a hacer todo lo posible para que aun así ingrese parte de esta ayuda”, declaró Guaidó, quien aún no da detalles de la entrada de los cargamentos, que se acopiarán también en Brasil y en una isla caribeña.

Al referirse al bloqueo, el secretario de Estado de EE. UU., Mike Pompeo, exigió a Maduro “dejar entrar” la ayuda que “el pueblo venezolano necesita desesperadamente”. Guaidó señaló que los militares están en un “dilema” y calificó como “una torpeza política” del gobierno rechazar la ayuda bajo el argumento de que será una puerta de entrada a una intervención militar de EE. UU.

“Es un show político todo lo que han llamado ayuda humanitaria. El imperialismo no ayuda a nadie en el mundo”, dijo Maduro, quien culpa a las sanciones estadounidenses del desabastecimiento.

Buscando quebrar a la Fuerza Armada, sostén de Maduro, el asesor de Seguridad Nacional de EE. UU., John Bolton, dijo que su país considera “eximir de sanciones a todo militar de alto rango de Venezuela que defienda la democracia” y reconozca al presidente encargado.

Guaidó convocó a una movilización el 12 de febrero para exigir a los militares que den paso a la ayuda, inicialmente para unos “300.000 venezolanos a punto de perder la vida”.

El 13 de febrero, Trump recibirá al presidente colombiano, Iván Duque, para tratar la crisis venezolana, y para preparar el encuentro, el canciller Carlos Holmes Trujillo se reunió este miércoles con Bolton.

El 14 de febrero se realizará una conferencia sobre la ayuda humanitaria en la sede de la Organización de los Estados Americanos (OEA).

Al expirar un ultimátum a Maduro para que convocara una elección presidencial, una veintena de países europeos reconocieron a Guaidó, el lunes, como presidente encargado, pero Italia impidió un apoyo en bloque de la Unión Europea (UE). Tratando de atraer a Roma, Guaidó pidió al viceprimer ministro y ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, que reciba a delegados de la oposición para explicarles su “plan para recuperar la democracia en Venezuela”.

Guaidó pedirá a la UE la “protección” de cuentas y activos venezolanos, como hizo Washington, que embargará la compra de petróleo venezolano a partir del 28 de abril.

En declaraciones a RIA, Novosti, el representante de Venezuela ante la Opep, Ronny Romero, dijo que los 500.000 barriles que se venden a EE. UU. “serán redirigidos a otros clientes en Europa y Asia”.

Además, este miércoles se inició una jornada de recolección de 10 millones de firmas, a la que Maduro llamó “contra la acción intervencionista de Trump”.

No aceptamos comentarios ofensivos, El Verificador promueve el debate de ideas como herramienta que fortalece la vida democrática.

9 + 1 =