La jueza Miriam Germán Brito dijo este miércoles que le resulta difícil aceptar las disculpas ofrecidas del procurador general de la República, Jean Alain Rodríguez, ya que “justifican las acciones por las cuáles se está disculpando”.

Germán Brito afirmó que no se considera una persona exenta de ser cuestionada pero dijo entiende que hay formas y procedimientos establecidos para los cuestionamiento.

“Si bien entiendo que el magistrado Rodríguez hizo bien en inhibirse y disculparse por sus acciones, resulta difícil aceptar unas disculpas que justifican las acciones por las cuales se está disculpando, y vuelve a repetir sus acciones”, expresó al leer un documento que entregó a los periodistas.
Sostuvo que la forma en la que fue cuestionada proporcionado públicamente sus datos personales puso en riesgo a ella y su familia.
“Creo que el procurador, ni su subalterno el señor Bolívar Sánchez, alcanzan a comprender en la posición de riego que me colocaron tanto a mí como a mi familia, al revelar informaciones personales sobre mi domicilio, mi número de celular, los lugares que frecuento, en televisión nacional,” añadió la magistrada.
Al ser preguntada sobre la posición del procurador en el caso Odebrecht de que es importante y que ella tendría alguna influencia, Germán Brito dijo que “cada quien puede decir lo que quiere”.
“¿Y a dónde es que vamos con esto?… cada quien dice lo que quiere, cada quien puede decir lo que quiere, incluso puede taparse un ojo y hablar como un pirata”, dijo.
“El rencor es un huésped ingrato que se come al que lo alberga”, concluyó.

No aceptamos comentarios ofensivos, El Verificador promueve el debate de ideas como herramienta que fortalece la vida democrática.

79 + = 84