Marc Lamparello fue atrapado anoche entrando a la catedral de San Patricio con varios galones de gasolina, líquido para crear fuego y encendedores, dijo la policía.

El hecho sucedió en plena Semana Santa y siguiendo incendios catalogados como accidentales en dos catedrales iconográficas del mundo: uno masivo Notre Dame en París y otro pequeño en St. John the Divine en el Alto Manhattan.

Alrededor de las 8 p.m., Lamparello (37), residente de Nueva Jersey, ingresó anoche a la histórica iglesia de la 5ta Avenida con la parafernalia inflamable, pero fue rápidamente interceptado por agentes de seguridad del recinto.

En el proceso, Lamparello derramó algo de gasolina, lo que llevó a los guardias a alertar a los policías antiterroristas instalados fuera de la iglesia.

Cuando se le preguntó, Lamparello afirmó que simplemente estaba atravesando la iglesia para llegar a Madison Avenue porque su camioneta, que estaba estacionada afuera en la 5ta Avenida, se había quedado sin combustible, dijo el Comisionado Adjunto de Inteligencia y Contraterrorismo del Departamento de Policía de Nueva York, John Miller, en una conferencia de prensa anoche en el lugar.

Pero la policía confirmó que su mini furgoneta no se había quedado sin combustible y sus “respuestas fueron inconsistentes y evasivas, a pesar de que mantuvo una conversación con (los agentes) y cooperó”, dijo Miller.

“Creo que la totalidad de las circunstancias de [un] individuo caminando en un lugar icónico como la Catedral de San Patricio cargando más de cuatro galones de gasolina, dos botellas de líquido para crear fuego y encendedores es algo que nos preocupa mucho”, dijo Miller.

El incidente es “muy sospechoso”, especialmente dado que se produjo apenas dos días después de que la Catedral de Notre Dame de París estalló en llamas, señaló Miller, citado por New York Post.

Lamparello es “conocido por la policía”, dijo Miller. Tiene dos arrestos anteriores en Nueva Jersey por entrada ilegal y por embriaguez pública, agregaron las fuentes. Fue llevado a Midtown North para ser interrogado.

Además es un estudiante de CUNY que busca un doctorado en filosofía, y ha trabajado como profesor adjunto en Lehman College, según el portal de la institución.

La Fuerza de Tarea Conjunta contra el Terrorismo del FBI está ayudando a NYPD, aunque no hubo indicios inmediatos de que estuviera relacionado con el terrorismo, dijo Miller.

Los policías inicialmente recuperaron dos latas rojas de gasolina de dos galones cada una. Una tercera lata fue encontrada más tarde dentro de la camioneta de Lamparello.

Al revisar el video de vigilancia, las autoridades determinaron que Lamparello se estacionó afuera de la iglesia alrededor de las 6:30 p.m. Entró a la iglesia unos 90 minutos más tarde.

El alcalde Bill de Blasio elogió la rápida respuesta del Departamento de Policía de Nueva York.

No aceptamos comentarios ofensivos, El Verificador promueve el debate de ideas como herramienta que fortalece la vida democrática.

+ 69 = 73