Representantes del gobierno de Venezuela y de la oposición viajaron a Noruega para explorar posibles conversaciones en busca de superar una crisis política, que se profundizó con una movilización opositora hace dos semanas, dijeron cuatro fuentes de la oposición conocedoras de los acercamientos.

El líder chavista Nicolás Maduro acusa a la oposición de intentar un golpe de Estado con la ayuda de Estados Unidos, que junto a decenas de países lo desconocen por considerar que fue reelecto en comicios sin garantías democráticas. Estas naciones apoyan al presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, que se proclamó presidente encargado en enero invocando a la Constitución.

Grupo de Contacto, Canadá, Reino Unido, Noruega, Grupo de Lima, ademas de otras iniciativas, nos apoyan para lograr una solución a la crisis. Para los venezolanos la ruta es clara y la mantenemos: cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres.

Según las fuentes, que pidieron el anonimato, el ministro venezolano Jorge Rodríguez y el gobernador Héctor Rodríguez viajaron a Oslo ante el ofrecimiento del gobierno de Noruega de actuar como facilitador para un eventual acercamiento.

Por parte de la oposición, volaron a Europa los asesores Gerardo Blyde y Fernando Martínez, junto al segundo vicepresidente del Congreso, Stalin González, coincidieron las cuatro fuentes.

Los partidos opositores no han dado precisiones sobre el tema. Las partes no se han reunido todavía y los encuentros han sido por separado con los representantes de
Noruega, apuntó una de las fuentes sin agregar más detalles de la agenda.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Noruega no estuvo disponible de inmediato para hacer comentarios. En Caracas, el país nórdico no cuenta con una sede diplomática y la embajada en Bogotá no respondió a una solicitud de Reuters.

Después de la movilización opositora del 30 de abril, en la que Guaidó junto a un pequeño grupo de militares, diputados y manifestantes intentó convencer sin éxito a las fuerzas armadas de darle la espalda a Maduro, los cuerpos de inteligencia arrestaron al vicepresidente del parlamento Edgar Zambrano y la corte suprema acusó a otros 13 legisladores de conspiración.
Las reuniones en Oslo representan un nuevo esfuerzo concreto de las partes por buscar un entendimiento luego de que el diálogo entre el gobierno socialista de Maduro y los partidos de oposición naufragó a inicios del año pasado, poco antes
de las elecciones en las que la coalición opositora no participó.

“El esfuerzo debe protegerse, tiene seriedad y apoyo”, dijo una de las fuentes de la oposición, que cree que las gestiones apuntan hacia una salida electoral a la crisis política.

No quedó claro de inmediato si Maduro autorizó estas nuevas conversaciones, que, de acuerdo con las fuentes, se dieron tras un esfuerzo de varios meses. El Ministerio de Comunicación de Venezuela no respondió a una solicitud de comentarios.

No aceptamos comentarios ofensivos, El Verificador promueve el debate de ideas como herramienta que fortalece la vida democrática.

20 + = 22