Estados Unidos confirmó este jueves que las fuerzas iraníes derribaron un dron de vigilancia estadounidense que, según aseguró, se encontraba “en el espacio aéreo internacional”.

“Las informaciones iraníes según las cuales el aparato sobrevolaba Irán son falsas”, añadió el Pentágono en un comunicado, en un contexto de crecientes tensiones entre Washington y Teherán.

Irán ya había anunciado este miércoles el derribo de un “dron espía estadounidense” que violó su espacio aéreo al sobrevolar el estrecho de Ormuz, donde la semana pasada los ataques a dos barcos cisterna aumentaron la tensión entre ambos.

Según Bill Urban, portavoz de la Marina en el Pentágono, se trata de un “ataque injustificado” por que era un “aparato de vigilancia estadounidense en el espacio aéreo internacional”. Además, Donald Trump aseguró que Irán “cometió un error muy grande” por medio de Twitter.

El aparato, un modelo Global Hawk (del fabricante estadounidense Northrop Grumman) fue derribado por un “misil” en las “primeras horas del día” por encima de la provincia costera de Hormozgán, en el sur del país”, según un comunicado de los Guardianes de la Revolución, el ejército ideológico de Irán.

El incidente se produce en un contexto de agudización de las tensiones entre Irán y Estados Unidos en la provincia de Hormozgán que bordea el estrecho de Ormuz, paso estratégico para el abastecimiento mundial de petróleo.

Horas antes de la acusación, las fuerzas armadas estadounidenses intensificó sus acusaciones contra Irán por el ataque contra dos barcos cisterna registrado la semana pasada en el mar de Omán. Posteriormente, el gobierno iraní negó cualquier implicación en estos ataques e insinuó que podría tratarse de un montaje de Estados Unidos para justificar el uso de la fuerza en su contra.

A pesar de las reiteradas afirmaciones de dirigentes estadounidenses e iraníes de que no buscan un enfrentamiento, la escalada reciente en el Golfo hace temer un conflicto.

De su lado, el presidente ruso Vladimir Putin advirtió este jueves que “sería un desastre” que EE. UU. usara la fuerza contra Irán tras el incidente con el dron.
“Sería un desastre para la región, provocaría un estallido de la violencia y el aumento del número de refugiados (…) las consecuencias serían también tristes para aquellos que llevaran a cabo tal iniciativa”, declaró Putin en su programa anual televisado.

No aceptamos comentarios ofensivos, El Verificador promueve el debate de ideas como herramienta que fortalece la vida democrática.

4 + = 14