Suiza es el país más innovador del mundo, seguido por Suecia y Estados Unidos, según el Índice Mundial de Innovación 2019, que mostró que las aportaciones en la materia siguen concentradas en muy pocas economías. Chile, Costa Rica y México fueron las naciones latinoamericanas mejor posicionadas, aunque antes de ellas se colocaron al menos 50 países.

Suiza, Suecia, Estados Unidos, los Países Bajos y el Reino Unido son, en ese orden, los países más innovadores del mundo, mientras que la India, Sudáfrica, Chile, Israel y Singapur destacaron como líderes regionales y China, Vietnam y Rwanda lideraron sus respectivos grupos de ingresos en la edición de 2019 del Índice Mundial de Innovación, publicada este miércoles.

Elaborado por la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) en conjunto con la Universidad de Cornell y otros socios especializados, el indicador es una referencia que ayuda a los encargados de formular políticas a entender cómo estimular y medir la actividad innovadora para impulsar el desarrollo económico y social.

El Índice clasifica y desglosa el desempeño de 129 países tomando en cuenta las inversiones en investigación y desarrollo, las solicitudes internacionales de patente y registro de marcas, la creación de aplicaciones para teléfonos móviles y las exportaciones de alta tecnología, entre otras variables.

La clasificación, que también examina el contexto económico, muestra este año que, pese a los indicios de desaceleración del crecimiento, la innovación continúa floreciendo, especialmente en Asia. No obstante, advierte que se avecinan tiempos difíciles debido a las perturbaciones comerciales y el proteccionismo.

Además, subraya la necesidad de políticas gubernamentales sólidas para avanzar en el ámbito de la innovación.

El director general de la OMPI, Francis Gurry, comentó que el Índice deja ver la mejora considerable de los países que están dando prioridad a la innovación en sus políticas.

“Motores económicos como China y la India, cuyo puesto ha subido en el Índice, han transformado la geografía de la innovación, lo cual es un reflejo de las medidas adoptadas para promover la innovación”, dijo.

América Latina y el Caribe
América Latina y el Caribe es una región que avanza lentamente a pesar de pequeñas mejoras e iniciativas alentadoras.

Las economías latinoamericanas mejor posicionadas son Chile, en el lugar 51 del Índice; Costa Rica, en el 55; y México en el 56.

Chile mantiene su nivel en cuanto a las variables institucionales y registra una mejora en las relacionadas con la educación, además de tener resultados en la esfera de las patentes, los modelos de utilidad y la creación de aplicaciones para teléfonos móviles.

Por su parte, gracias a su importancia para el comercio mundial, México continúa fuerte en las variables relacionadas con el intercambio comercial, como las importaciones y exportaciones de alta tecnología y las exportaciones de bienes creativos.

La mayor economía de la región, Brasil, ocupa este año el puesto 66 en la clasificación mundial. Entre las variables más sólidas resaltan la inversión en investigación y desarrollo y las empresas internacionales que invierten en esta área, así como la calidad de las publicaciones científicas y las universidades. También es el único país latinoamericano que cuenta con polos de ciencia y tecnología entre los 100 primeros del mundo.

Conclusiones del Índice Mundial de Innovación de 2019
Los hallazgos más importantes del Índice Mundial de Innovación de este año revelaron que las economías de ingresos medianos, en particular en Asia, contribuyen cada vez más a la investigación y el desarrollo a escala global y a la presentación de solicitudes de patente a través del sistema internacional de patentes de la OMPI.

Asimismo, mostraron que la inversión pública en investigación y desarrollo, sobre todo en algunas economías de ingresos altos, crece lentamente o no crece en absoluto, lo que resulta preocupante dado que el sector público es clave para el financiamiento de la investigación que conduce a la innovación.

El indicador también encontró que el aumento del proteccionismo entraña un riesgo y, si no se contiene, dará lugar a una desaceleración de la productividad y la difusión de la innovación a nivel mundial.

Otra conclusión importante fue que las aportaciones y los resultados en materia de innovación siguen concentrados en muy pocos países y que persiste un desfase en la eficacia con que las distintas economías obtienen un rendimiento de su inversión en innovación. Algunas logran mejores resultados con menos inversión.

Los principales polos de ciencia y tecnología se encuentran en Estados Unidos, China y Alemania, mientras que Brasil, la India, Irán, Rusia y Turquía se ubican entre las 100 primeras posiciones.

No aceptamos comentarios ofensivos, El Verificador promueve el debate de ideas como herramienta que fortalece la vida democrática.

8 + 1 =