El político y geólogo Osiris de León advirtió sobre el enorme daño que está acarreando a las actividades económicas, al clima de tranquilidad y la imagen del país a nivel internacional, las acciones de protestas y caos que un sector de la clase política ha estado promoviendo en los alrededores del Congreso Nacional, obstaculizando la labor ordinaria de los legisladores.

El experto alertó que cualquier desbordamiento político anormal puede quedar fuera de control, especialmente en medio de la presente ola de efervescencia y agitación políticas, que sumado la campaña orquestada contra el turismo está causando muchos daños a la imagen de la República Dominicana.

Insistió De León, que esta situación puede dañar de forma fatal a una creciente y próspera industria turística que actualmente está siendo afectada por una negativa campaña internacional interesada, perturbar las actividades económicas que a nadie beneficia en término particular.

Aseguró que cualquier inestabilidad política podría perjudicar a hoteleros nacionales y extranjeros que nada tienen que ver con el escenario político actual, y que nunca participan en la política partidista nacional, pues su único objetivo es brindar servicios de primer nivel a los turistas que llegan desde todas partes del mundo.

“Está claro que los turistas no van a vacacionar a países que estén en medio de climas políticamente inestables, tanto así que aún estando nuestro país en medio de un clima de paz, a un humorista de la televisión estadounidense se le ocurrió comparar a la República Dominicana con Siria cuando un actor que entrevistaba le dijo que recientemente había estado vacacionando en RD”, agregó.

El geólogo se pregunta: ¿Qué pasaría a nivel nacional si algunos políticos se empeñan en crear condiciones caóticas que terminen por dañar nuestra imagen internacional, y de repente se cancelan todas las reservaciones hoteleras y nuestro turismo se va a la quiebra total?¿Quién asumiría las responsabilidades inmediatas? ¿Quién asumiría y pagaría los daños inmediatos?

Y insistió en que ¿Quién compensaría a los hoteleros afectados? ¿Quién emplearía o compensaría a los cientos de miles de trabajadores, transportistas, artistas, y guías turísticos, así como agricultores, ganaderos, panaderos, reposteros y demás suplidores que dependen, junto a sus familias, de nuestra industria turística? personas éstas que en su mayoría nunca han dependido del activismo político, y que en su gran mayoría ni siquiera militan en partido político alguno.

En este sentido, De León se interroga sobre si esta tensión es legítima para poner en peligro la estabilidad y la competitividad de una industria tan importante y tan sensible como la industria turística dominicana.

A este respecto señaló que algunos líderes políticos se empeñan en obstaculizar al principal Poder del Estado para que no haga su trabajo de legislar, tarea constitucional que es fundamental, sobre todo cuando en el Poder Legislativo están representados todos los partidos políticos, incluyendo los minoritarios.

De León, ex aspirante presidencial por el Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), exhortó a la clase política contribuir a evitar que a la campaña de denuestos contra el turismo dominicano, se adicione el ingrediente de disturbios, anarquía, caos e intranquilidad como para escenificadas en el entorno al Palacio del Congreso Nacional.

“Los políticos que han estado impulsando esas manifestaciones debería llegar a la conclusión de que están generando mucha preocupación en el empresariado dominicano que no participa en ese tipo de actividades, sino que se esfuerza en proyectar un país en estabilidad, paz, productivo y préspero”, argumentó Osiris de León.

Sostuvo además que todo el liderazgo político, sin excepción tiene el deber de trabajar para que la sociedad dominicana preserve la calma, la prudencia , el comedimiento y la sensatez, porque los intereses políticos particulares no deben estar por encima de los generales.

Planteó asimismo, que los líderes políticos promotores de dichas protestas deben respetar la prerrogativa constitucional que tiene el Congreso de legislar en representación del pueblo, al igual que de los partidos a los que pertenecen dichos congresistas.

“ Si se tiene el Poder Legislativo que constitucionalmente está llamado a legislar para trazar la pauta , lo correcto es que todos líderes políticos sin excepción, sobre todo los que han tenido la oportunidad de dirigir el Poder Ejecutivo, no deben comprender que con su accionar frente al Congreso Nacional lo que han hecho es boicotear la labor de ese poder del Estado “, concluyó el político y geólogo.

No aceptamos comentarios ofensivos, El Verificador promueve el debate de ideas como herramienta que fortalece la vida democrática.

+ 58 = 68