PUERTO RICO.- El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, anunció este domingo que acepta el proceso del legislativo que puede dar lugar a su destitución y dijo que no se presentará a la reelección en los comicios de 2020, después de la crisis provocada por su participación en un chat de miembros del Ejecutivo.

Rosselló, en una declaración institucional, indicó que además renuncia a la presidencia del gubernamental Partido Nuevo Progresista (PNP).

“Le doy la bienvenida al proceso comenzado por la Asamblea Legislativa, el cual enfrentaré con toda la verdad, fuerza y de manera responsable”, afirmó durante un mensaje transmitido a través de su cuenta oficial en Facebook.

Previo a su anuncio el gobernador se reunió con varios jefes de agencias de la isla y está previsto que, tras su discurso, se encuentre con varios alcaldes del Partido Nuevo Progresista, aunque varios de ellos han decidido no acudir al encuentro.

Tras afirmar que ha luchado junto a su familia para contribuir a que Puerto Rico salga adelante, Rosselló sostuvo que debe ser respetuoso del orden constitucional y que por ello le da la “bienvenida al proceso comenzado por la Asamblea Legislativa, el cual enfrentaré con toda la verdad, firmeza y de manera responsable”.

El gobernador reitera que ha escuchado el reclamo del pueblo y que se dirige a la población “guiado por el más profundo respeto a la democracia”.

“Un sector significativo de la población se manifiesta desde hace días y soy consciente de la insatisfacción y el malestar que sienten. Su derecho a expresarse siempre será salvaguardado por la Constitución”, indicó.

Rosselló reconoció además que disculparse no es suficiente y que solo su trabajo ayudará a restaurar la confianza de estos sectores, y encaminar una verdadera reconciliación.

Reiteró que la Rama Ejecutiva continuará trabajando para garantizar la continuidad de todas las operaciones del gobierno y los servicios a la ciudadanía, así como la ejecución de los múltiples proyectos que están encaminados para mejorar la calidad de vida de nuestras familias.

“Puerto Rico tendrá la oportunidad de elegir un nuevo liderato. Corresponde ahora, en los meses que quedan, continuar el trabajo que se me fue confiado y en entregar a mi sucesor o sucesora un Gobierno con indicadores económicos positivos, enfocado en salir de la crisis económica y social que llevamos por años”, sostuvo.

“El pueblo puertorriqueño ha demostrado ser respetuoso de la ley y el orden, y valora esto por encima del caos y el desgobierno,” concluyó.

La declaración de Rosselló llega en el noveno día de protestas para pedir su destitución después de que se filtrara un chat de casi 900 páginas en el que él y su círculo más cercano insultan y se mofan de mujeres, personas del colectivo LGBT, compañeros de partido y la oposición.

Mañana hay convocada un paro nacional y una manifestación en San Juan para exigir la destitución de Rosselló.

No aceptamos comentarios ofensivos, El Verificador promueve el debate de ideas como herramienta que fortalece la vida democrática.

+ 55 = 59