Fuente: La Razón Digital / Carlos Corz / La Paz

Los cívicos, a la cabeza del líder del Comité Pro Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, subieron este domingo la presión para la renuncia del presidente Evo Morales, tras el informe preliminar de la Organización de Estados Americanos (OEA) que detectó manipulación informática en las últimas elecciones nacionales.

Lo acusaron de ser el principal responsable de esta irregularidad y plantearon que, junto a su renuncia, renuncien todos los legisladores del Movimiento Al Socialismo (MAS) y las autoridades del Tribunal Supremo de Justicia y del Tribunal Constitucional, para luego avanzar en la conformación de una Junta de Gobierno que sea la encargada de organizar las nuevas elecciones. Le dieron a Morales un plazo hasta este lunes para dimitir.

“Dar lugar a la conformación de una Junta de Gobierno Transitorio, conformado por notables de toda la población, con única dos finalidades: Conformación de otra junta de notables para integrar el Órgano Electoral Plurinacional y sea éste el que convoque a nuevas elecciones en un plazo no mayor a 60 día”, señala parte de un pronunciamiento de los cívicos que fue leido por Camacho.

En el documento hicieron conocer que la posición fue asumida luego de que Morales anunciara una nueva convocatoria a elecciones y definiera la destitución de los vocales del Tribunal Supremo Electoral (TSE).

Desde las puertas del hotel donde se encuentra hospedado en la zona sur y flanqueado por cívicos como el potosino Marco Pumari, anunció que “debe irse la sucesión constitucional” con la renuncia de todas las autoridades que pueden llegar a asumir la Presidencia del Estado, para que adelante la Junta de Gobierno, confortmsada por ciudadanos notables, defina el rumbo de unos comicios que deberían permitir la elección de nuevas autoridades del Gobierno hasta el 22 de enero de 2020.

“Tienen que renunciar los senadores y diputados, como también los miembros del Tribunal de Justicia, así como también los miembros del Tribunal Supremo de Justicia y el Tribunal Constitucional. Dar lugar a la conformación de una Junta de Gobierno Transitorio”, exigió.

Ante la gente reunida en puertas del hotel, Camacho anunció que este lunes irá junto a diferentes delegaciones hasta Palacio de Gobierno para entregar a Morales la carta de dimisión que se la redactó para que la firme y renuncie. Convocó a militares y policías a sumarse a este acto de entrega.

“No queremos a un delincuente confeso (…). Tiene hasta mañana, que le damos la carta de poder hacerlo de forma tranquila y hacerlo por la puerta porque mañana vamos a estar con la fe puesta en Dios con toda el pueblo paceño y boliviano para hacer cumplir este mandato (renuncia de Morales)”, afirmó.

No aceptamos comentarios ofensivos, El Verificador promueve el debate de ideas como herramienta que fortalece la vida democrática.

18 + = 28