El exasesor de Donald Trump Roger Stone ha sido declarado culpable este viernes de siete delitos: obstruir una de las investigaciones del Congreso de Estados Unidos sobre la injerencia rusa en las elecciones presidenciales de 2016, manipulación de testigos y otros cinco por declaraciones falsas. Stone, un animal político de 67 años, es un veterano asesor e ideólogo del actual mandatario estadounidense. El exfiscal especial Robert Mueller, que lideró las pesquisas sobre los lazos de Moscú con el entorno de Trump, lo acusó en enero de los siete delitos por los que ha sido declarado culpable. Stone fue clave en la investigación de Mueller por sus vínculos con WikiLeaks, la organización detrás de la filtración de miles de correos electrónicos demócratas durante la campaña presidencial.

El presidente Trump reaccionó rápidamente a la declaración del jurado. “Ahora condenan a Roger Stone por mentir y quieren encarcelarlo por muchos años más”, afirmó, y agregó que por qué no hacían lo mismo con Hillary Clinton, el exfiscal especial Mueller, el exdirector del FBI James Comey, entre otros. “¿Ellos no mintieron? ¿Es esto un doble rasero como nunca antes se había visto en la historia de nuestro país?”, cuestionó por Twitter. La condena de Stone se sumará a una cuantiosa lista de cercanos al mandatario republicano condenados o que ya cumplen sentencia en la cárcel: su exjefe de campaña Paul Manafort, su exabogado de confianza Michael Cohen, su segundo de campaña Rick Gates, su exconsejero Michael Flynn y su exasesor George Papadopoulos.

El veredicto del jurado sobre el lobista llega durante la segunda jornada de comparecencias de la fase pública del impeachment contra Trump. Los demócratas decidieron iniciar un proceso de destitución contra el mandatario porque lo acusan de haber ofrecido un intercambio de favores con su homólogo ucranio, Volodímir Zelenski. El quid pro quo que le atribuyen habría tenido como objetivo investigar al candidato presidencial demócrata Joe Biden y a su hijo Hunter sobre sus negocios en Ucrania durante la anterior Administración.

Un jurado compuesto por nueve mujeres y tres hombres deliberaron que el lobista es culpable de todos los cargos que se le acusaron después de su testimonio en septiembre de 2017 ante el Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes. Stone defendió durante meses que sobre él no había “nada que investigar”. También negó ante el Congreso haber tenido conocimiento de antemano del ciberataque contra el Partido Demócrata o de que Wikileaks iba a publicar la información robada del correo electrónico de la candidata y rival de Trump en las presidenciales, Hillary Clinton. Sin embargo, las pruebas evidenciaron que los meses previos a las elecciones de 2016, Stone trabajó por obtener correos electrónicos que Rusia había robado de los ordenadores demócratas y canalizado a WikiLeaks, que después publicó en momentos estratégicos.

Durante el juicio contra Stone, el que fue el vicepresidente la campaña de Trump, Rick Gates, declaró que el 31 de julio de 2016 Trump mantuvo una conversación telefónica con Stone. Según Gates, el entonces candidato republicano dijo al colgar la llamada que estaba “llegando más información”, aparentemente en alusión a futuras publicaciones de WikiLeaks que podrían perjudicar a su rival demócrata, publica The New York Times. También habló en el juicio el exasesor de Trump Stephen Bannon, que al igual que Gates, declaró que Roger Stone se presentó al equipo de campaña como un puente con Wikileaks.

Sobre los correos de Hillary Clinton filtrados durante la campaña presidencial, Trump respondió a Mueller en una declaración por escrito que no recordaba nada de las 21 conversaciones sostenidas con Stone en los últimos seis meses de campaña. El exasesor del mandatario trató de encubrir sus acciones mintiendo al Congreso y presionando a otro testigo para que se negara a hablar ante el Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes. La sentencia contra el exasesor se conocerá el próximo 6 de febrero. Tras un intenso debate con los abogados, la juez federal de distrito Amy Berman Jackson finalmente accedió a que Stone permanezca en libertad bajo fianza.

No aceptamos comentarios ofensivos, El Verificador promueve el debate de ideas como herramienta que fortalece la vida democrática.

4 + 4 =