Por: Milagros López de Guereño
El Consejo de Estado de Cuba, que encabeza Raúl Castro, acordó adelantar un día, a este miércoles, el inicio de la sesión constitutiva de la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP) para permitir la rutina en la instalación del Parlamento y hacer coincidir en el jueves 19, día que se conmemora la victoria ante la invasión de anticastristas cubanoamericana a Playa Girón, con el nombramiento del sucesor del general y presidente.

En una escueta nota publicada en los medios cubanos, se explica que la Novena Legislatura comenzará a las 9 de la mañana en el Palacio de Convenciones. “Esta decisión se adopta para facilitar el desarrollo de los pasos que requiere una sesión de tal trascendencia”.

En un primer trámite, todos los diputados deben firmar y aceptar su escaño, después votan en las candidaturas previamente consensuadas por la Comisión de Candidaturas Nacional.

Después eligen la mesa del Parlamento, presidente vicepresidente, y vocales.También se nombra los 31 miembros del Consejo de Estado, y finalmente al presidente y vicepresidentes.

Algunos cubanos pensaban que el plenario iba a realizarse en el recién restaurado Capitolio, mellizo del de Washington. Sin embargo, la realidad se impuso.
El magnífico edificio del centro histórico de La Habana no tiene capacidad para recibir a los 605 diputados electos y a los numerosos invitados que serán testigos del histórico traspaso de poder.

Y, dado que la situación es única, se espera también que Raúl Castro pronuncie un discurso de despedida y que haga lo propio su sucesor, que, si no hay sorpresas, será Miguel Díaz Canel, un ingeniero de 57 años, nacido en la provincia de Villa Clara y que recibirá un regalo de cumpleaños anticipado pues nació el 20 de abril de 1960. Aunque, ante los grandes retos pendientes, quién sabe si será un ´obsequio´ envenenado.

En esa provincia fue escalando puestos hasta desempeñarse como jefe del Partido Comunista de Cuba (PCC). Bajo su mando surgió y después se afianzó un proyecto inclusivo como ´El Mejunje´. En sus instalaciones creció el movimiento LGTB en la isla.

El amanecer que verá Cuba sin la dinastía Castro en el poder
Después fue destinado con el mismo cargo, que en la práctica es como un gobernador o delegado del Gobierno, a la provincia de Holguín, el segundo polo turístico de la isla después de Varadero. Allí conoció a su actual y segunda esposa, Liz Cuesta.
Juntos llegaron a La Habana en el 2009 y juntos y cogidos de la mano se les ha visto en viajes oficiales al extranjero y en las pasadas elecciones.

La prensa local poco dada a las frivolidades y más que respetuosa con la vida privada de sus líderes, no la menciona. Pero todo parece indicar que otro novedad podría ser la figura de una primera dama, cargo que desempeñó hasta su muerte en 2007 Vilma Espín, esposa de Raúl Castro y presidenta de la Federación de Mujeres Cubanas.

Tres grandes paradojas de la Cumbre de las Américas que se celebra en Perú
El general confía plenamente en las cualidades de Díaz Canel, que, aunque no es militar, si procede de las juventudes comunistas y el PCC. En los mentideros políticos se dice que el general ha impuesto su criterio a su favor.

Cuando en el 2013, lo eligió para ser su primer vicepresidente lo ensalzó: “El compañero Díaz Canel no es un novato ni un improvisado”.

Discreto si ha sido. Ya en primer plano tendrá oportunidad de darle su impronta al Gobierno. Raúl Castro estará ojo avizor desde la secretaria del PCC por si se desmanda.

No aceptamos comentarios ofensivos, El Verificador promueve el debate de ideas como herramienta que fortalece la vida democrática.

89 + = 95