Texto por: Álvaro Cordero
La prueba PISA de 2018 deja unos datos académicos muy regulares para la región que ve cómo la brecha respecto a los resultados de los alumnos europeos o asiáticos se mantiene…o incluso aumenta.
El 80% de los alumnos de Latinoamérica reprobó en las pruebas de compresión lectora y matemáticas recogidas por el Informe PISA. Este documento, realizado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), reflejó una mejor preparación de los países asiáticos y unos datos malos para toda la región latinoamericana.

Los jóvenes latinos están en el nivel mínimo de competencia en estos aspectos académicos que permiten tener un buen desempeño escolar y generar habilidades para la vida laboral. Es más, nueve países latinoamericanos incluidos en el estudio tienen alrededor de la mitad de sus estudiantes en los niveles más bajos de rendimiento, mientras que en República Dominicana prácticamente todos los alumnos están en esos niveles.

«Es extremadamente preocupante porque sin competencias básicas nuestros chicos se van a quedar al margen en muchos aspectos de la economía global y de lo que pueden hacer respecto de los retos de la agenda internacional», consideró la directora de la OCDE, Gabriela Ramos.

La prueba se llevó a cabo el año pasado para evaluar a unos 600.000 estudiantes de 15 años de edad, que representan a 32 millones de alumnos en 79 países y economías, quienes respondieron a un examen de dos horas con preguntas de lectura, ciencias y matemáticas realizado por primera vez de manera electrónica.

Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, República Dominicana, México, Panamá, Perú y Uruguay participaron en esta prueba que también midió cómo ha evolucionado este desempeño desde el año 2000 y la manera en que los adolescentes afrontan los retos de su educación de manera personal y familiar.

América Latina es la región con los resultados más desiguales, en los que la variante socioeconómica tiene «un impacto muy negativo» en los jóvenes que se encuentran en los niveles más bajos y en donde «es más complicado» ascender en la escala social.

Los estudiantes chilenos son los que mayores calificaciones obtuvieron en la prueba al sumar poco más de 450 puntos, seguidos por los de Costa Rica y Uruguay con poco menos de 430, México con cerca de 420, Colombia y Brasil con poco más de 410, Argentina y Perú con poco más de 400, y Panamá y República Dominicana por debajo de los 400.

Aun así, a nivel global los datos entre los jóvenes examinados no son muy buenos ya que uno de cada cuatro pierde en estas materias. Los mejor posicionados siguen siendo los asiáticos, pero países europeos como España o Italia tienen grandes déficits.

Lo más positivo que se puede reflejar es que respecto a los resultados obtenidos desde hace casi 20 años con la primera prueba, en los países latinoamericanos ha habido un aumento en la escolaridad y una cobertura más alta para los jóvenes que cursan el último año de educación básica y los primeros de media superior.

Ahora, el reto de los países de la región es incrementar la calidad educativa y destinar más recursos económicos y humanos a las escuelas más desfavorecidas para tratar de erradicar la desigualdad.

En México, estos datos se han celebrado como una victoria por parte del Ejecutivo de Andrés Manuel López Obrador. Ese país ha logrado avanzar en la cobertura de la escolarización media superior al avanzar 15 puntos porcentuales en tres lustros.

No obstante, de acuerdo con los datos dados a conocer, en México solo el 1 % de los estudiantes obtuvieron un logro en los niveles de competencia más altos en lectura, matemáticas y ciencias, y el 35 % no consiguieron un nivel mínimo de competencia.

El 55 % de los estudiantes alcanzaron al menos un nivel 2 de competencia en lectura, en una escala de 5, en tanto que un 44 % llegaron a ese nivel en la prueba de matemáticas y alrededor del 53 % registraron un nivel 2 o superior en ciencias, según afirma el estudio.

Diferencias de género en los resultados del informe

El informe desgrana una realidad interesante al colocar a las mujeres casi 30 puntos por encima de sus compañeros hombres en comprensión lectora, mientras que los resultados en matemáticas son muy similares

No aceptamos comentarios ofensivos, El Verificador promueve el debate de ideas como herramienta que fortalece la vida democrática.

5 + 3 =