La Casa Blanca “vulneró la ley” al congelar ayuda militar para Ucrania con el fin de presionar a su gobierno, afirmó este jueves un organismo independiente de control al Ejecutivo, pronunciándose sobre un asunto clave en el juicio político al presidente estadounidense, Donald Trump.

El informe fue publicado el mismo día en que los senadores prestarán juramento ante el jefe de la Corte Suprema, un paso previo al juicio del mandatario republicano en el Congreso.

Trump se enfrenta a los cargos de abuso de poder y obstrucción al Congreso por el escándalo ucraniano, un caso por el que se le acusa de haber presionado a Kiev para que investigara al demócrata Joe Biden, su posible rival en las presidenciales de noviembre.

Según los demócratas, que lanzaron la investigación contra Trump, la mayor medida de presión consistió en suspender una ayuda militar destinada a Ucrania, enfrascada en un conflicto armado con separatistas prorrusos apoyados por Moscú.

Esos fondos, sin embargo, habían sido aprobados por el Congreso, el cual es el responsable de autorizar o no ese tipo de gastos. En su informe de este jueves, la oficina de rendición de cuentas del gobierno (GAO) señaló que los servicios encargados de asuntos presupuestarios de la Casa Blanca “vulneraron la ley al retener cerca de 214 millones de dólares asignados al Departamento de Defensa para una ayuda militar a Ucrania”.

“El presidente tiene un poder estrecho y limitado para suspender” fondos asignados por el Congreso, indicó ese organismo. Los servicios presupuestarios de la
Casa Blanca (OMB) “indicaron a la GAO que había congelado los fondos para asegurarse de que no fueran gastados de una forma que pudiera entrar en contradicción con la política extranjera del presidente” Trump, añadió la oficina.

“La ley no permite al OMB retener fondos por cuestiones políticas”, concluyó. Trump y sus aliados republicanos afirman que el presidente no ejerció ninguna presión sobre Ucrania, como demuestra, según ellos, el hecho de que la ayuda militar se acabara desbloqueando.

Los demócratas responden que los fondos solo se desbloquearon una vez que el caso empezó a suscitar polémica y después de que varios congresistas, incluidos republicanos, se preocuparan por la suspensión de los fondos para Ucrania.

Trump y sus aliados republicanos dicen que el presidente no ejerció ninguna presión sobre Ucrania, como demuestra, según ellos, que la ayuda militar se acabara desbloqueando.

Los demócratas, mientras tanto, publicaron esta semana documentos que muestran que el abogado personal de Trump, Rudy Giuliani, trabajó con el estadounidense nacido en Ucrania Lev Parnas para presionar a Kiev para que investigara a Biden. También expusieron cómo ambos, junto con funcionarios ucranianos, trataron de expulsar a la embajadora estadounidense en el país, Marie Yovanovitch, finalmente despedida por Trump.

Por su parte, Ucrania abrió ayer una investigación penal en torno a la posible vigilancia ilegal a la exembajadora Yovanovitch, antes de que fuera retirada del cargo en mayo pasado por la administración de Trump.

No aceptamos comentarios ofensivos, El Verificador promueve el debate de ideas como herramienta que fortalece la vida democrática.

+ 23 = 31