EEUU continúa en la puja por reactivar la economía, mientras expertos y gobernadores se oponen. Y en medio de ese desencuentro el impacto del Covid-19 continúa creciendo: entre el 12 y el 13 de mayo la nación reportó 22.008 contagios más y 1.813 nuevas muertes que elevan el total de infecciones a 1.390.764 y el de víctimas mortales a 84.136, mientras solo 243.430 han logrado superar la enfermedad.

El estado de Nueva York es el foco de contagios con 340.661 casos confirmados y 27.477 fallecidos, solo por debajo del Reino Unido e Italia. Pero solo en la ciudad de Nueva York 20.316 personas han perdido la batalla contra el nuevo coronavirus.

Después de la Gran Manzana, le siguen Nueva Jersey con 141.560 casos confirmados y 9.714 fallecidos, el estado de Illinois con 84.694 contagios y 3.792 decesos y Massachusetts, que ha reportado 80.497 positivos por coronavirus y 5.315 muertos.

La Casa Blanca aseguró que el balance provisional de fallecidos sigue por debajo de sus cálculos iniciales, que estimaron entre 100.000 y 240.000 muertes; pero la cifra actual ha superado las proyecciones optimistas que hizo Trump “a posteriori” de entre 50.000 y 60.000 fallecidos. Y para agosto el Instituto de Métricas y Evaluaciones de Salud (IHME) de la Universidad de Washington proyectó que la crisis habrá dejado más de 147.000 muertes en Estados Unidos.

No aceptamos comentarios ofensivos, El Verificador promueve el debate de ideas como herramienta que fortalece la vida democrática.

2 + 4 =