Las investigaciones en Panamá del caso Odebrecht, en el que se examinan las presuntas corruptelas vinculadas al gigante brasileño de la construcción, han concluido con 102 imputados, entre ellos los expresidentes Ricardo Martinelli y Juan Carlos Varela, que gobernaron entre los dos desde 2009 a 2019.

Durante una entrevista radiofónica, el procurador general, Eduardo Ulloa, presentó un balance del cierre de las pesquisas, oficializado el 14 de octubre. Cien personas y dos empresas forman parte de un proceso que acumula mil 120 tomos y al menos 10 condenas hasta el momento, según el diario La Prensa.

La Fiscalía Especial Anticorrupción, responsable de la instrucción, podría pasar la documentación en diciembre a los tribunales, a los que corresponden dirimir los argumentos del Ministerio Público y dar el paso de citar a juicio a los acusados. Ulloa ha admitido que es “un expediente sumamente complejo” que ha salido adelante en un momento difícil.

El procurador espera que ahora el sistema judicial esté “a la altura de las circunstancias” y garantice la rendición de cuentas, “que es lo que en estos momentos espera y busca la ciudadanía”.

Las autoridades ya han firmado 18 acuerdos de colaboración con sospechosos, gracias a los cuales el Estado ha podido recuperar 227 millones de dólares (más de 192 millones de euros).

El caso Odebrecht, que comprende una serie de corruptelas que han salpicado a numerosos países de América Latina, tiene entre los principales acusados en Panamá a Martinelli y Varela. Este último argumenta que no ha cometido ningún acto de corrupción y que las contribuciones a su campaña fueron completamente legales, según sus abogados.

 

 

 

No aceptamos comentarios ofensivos, El Verificador promueve el debate de ideas como herramienta que fortalece la vida democrática.

+ 4 = 8