El Parlamento de Australia aprobó una ley que obliga a Google y Facebook a pagar a los medios locales por la publicación de sus contenidos periodísticos.

Se trata de la primera ley del mundo en regular la publicación de noticias por parte de las plataformas digitales y en obligar a estas empresas a pagar por el contenido periodístico que comparten.

Como era de esperarse, Facebook se ha opuesto a esta legislación. La semana pasada bloqueó todos los contenidos informativos y varias cuentas de organismos estatales y de los servicios de emergencia, maniobra que casó un enorme revuelo en la industria mundial de la información, cuyo modelo de negocio se ha visto profundamente alterado por los titanes de la revolución tecnológica.

Esta misma semana, anticipándose a lo que pasaría en Australia, el gigante tecnológico se comprometió a pagar mil millones de dólares a medios de todo el mundo por el uso de sus contenidos informativos.
El pago se realizará en un plazo de tres años.

Las negociaciones entre Australia y Facebook durante el fin de semana no dieron lugar a ningún avance.

La ley garantiza que “los contenidos informativos generados en Australia por organizaciones informativas generadas en Australia pueden y deben ser remunerados y esto debe hacerse de forma justa y legítima“.

La ley otorga al Gobierno el derecho a designar un organismo de arbitraje para fijar las tarifas de las licencias de contenidos si fracasan las negociaciones privadas.

Aunque tanto Google como Facebook han hecho campaña contra las leyes, la semana pasada Google firmó acuerdos con los principales medios de comunicaciónaustralianos, incluido un acuerdo global con News Corp de Rupert Murdoch.

La ley “garantizará que los medios de comunicación reciban una remuneración justa por los contenidos que generen, lo que ayudará a mantener al periodismo de interés público en Australia”, dijo en un comunicado el ministro del Tesoro de este país, Josh Frydenberg.

 

La ley fue elaborada a raíz de las investigaciones de la Comisión Australiana de Competencia y Consumo (ACCC, por sus siglas en inglés) sobre el desequilibrio en los ingresos publicitarios entre las compañías tecnológicas y los medios de comunicación en Australia.

Varios países como Canadá, Reino Unido, Francia o India han mostrado interés en la elaboración de esta ley.

 

No aceptamos comentarios ofensivos, El Verificador promueve el debate de ideas como herramienta que fortalece la vida democrática.

6 + 4 =