El Congreso Nacional rindió honores al extinto merenguero y político dominicano Juan de Dios (Johnny) Ventura Soriano, quien falleció el pasado miércoles.

Fue diputado por el periodo constitucional 1982-1986 y alcalde del Distrito Nacional, ahora Gran Santo Domingo, en el período 1998-2002.

Al ofrecer las palabras centradas en el salón de la Asamblea Nacional ante el féretro donde reposan sus restos, el presidente de la Cámara de Diputados, Alfredo Pacheco, destacó que con profundo dolor el Congreso Nacional le rendía el más merecido reconocimiento por su gallardía, valor, patriotismo y heroísmo.

Durante las solemnes honras fúnebres al ex diputado, Pacheco dijo que su nombre quedará escrito con letras de oro en la historia del arte y la política.

Elogió la honestidad, dedicación, alegría, innovación y el sacrificio de Ventura.

Recordó que éste militó durante más de cuatro décadas en el Partido Revolucionario Dominicano (PRD) por el cual ganó los cargos electivos que desempeñó.

“Siempre exhibió su gran amor a la Patria, defendiendo la Constitución en cada lucha democrática, siendo su ejemplo de orgullo y gloria para los militantes y dirigentes políticos de nuestro país”, expresó.

Precisó que como diputado luchó por varias reivindicaciones y el honor del pueblo dominicano.

También, Pacheco resaltó las iniciativas legislativas impulsadas por Ventura entre las que citó la que dispone reducir el precio de los alquileres de las viviendas y la modificación a la Ley de Tránsito con la finalidad de auxiliar a los lesionados en los accidentes de tránsito.

Asimismo, una iniciativa que establecía la obligatoriedad de artistas nacionales en los espectáculos públicos, que buscaba incentivos para la clase artista nacional.

Su impecable récord de asistencia a las sesiones y a los trabajos de las comisiones también fueron elogiados.

Para Pacheco, Ventura supo, sin descuidar su espléndida carrera artística, desempeñar sus otros roles de forma ejemplar.

Cómo artista, afirmó que “El Caballo Mayor”, como se le conocía, seguirá siendo uno de los más admirados de nuestra nación.

Honores militares

A la llegada del féretro frente a la sede del Congreso Nacional le ofrecieron un toque de silencio y fue recibido por una comisión de legisladores.

Posteriormente, en el Salón de la Asamblea Nacional, los congresistas actuales y de otros periodos constitucionales hicieron guardia de honor alrededor del ataúd con los restos del fenecido merenguero y político.

La primera ronda de guardia de honor estuvo encabezada por Alfredo Pacheco, presidente de la Cámara de Diputados y Eduardo Estrella, presidente del Senado.

A la salida de la sede del Poder Legislativo la viuda de Ventura y su hijo, Nelly Josefina Flores y Jandy Ventura, respectivamente, recibieron la bandera nacional de manos de Alfredo Pacheco y Eduardo Estrella, presidentes de ambas cámaras legislativas.

El acto solemne finalizó con salvas de cañería a cargo del Regimiento Guardia se Honor del Ministerio de Defensa.

El recorrido fúnebre estuvo ambientado por merengues de Johnny Ventura.

No aceptamos comentarios ofensivos, El Verificador promueve el debate de ideas como herramienta que fortalece la vida democrática.

59 + = 69